80

barcos

https://www.youtube.com/watch?v=047j9Sz3IqY

Putin pone a temblar al mundo. Las Olimpiadas de Invierno de Sochi finalizaron y ahora la atención del jefe de Estado ruso se dirige hacia un nuevo juego de tropas. 

En los últimos días, el mandatario ha movilizado militares en su frontera con Ucrania, y ayer su Gobierno expresó las intenciones de expandir su presencia en países como Venezuela, Cuba y Nicaragua. 

A pesar de que el mandatario se conoce por ser uno de los políticos más temidos, disfruta del mayor respaldo popular en Rusia desde que regresó al Kremlin en el 2012. 

Según un nuevo sondeo publicado el miércoles por la agencia estatal VTsIOM, el 67.7 por ciento de los ciudadanos rusos aprueban sus trabajos como jefe de Estado. La encuestadora asegura que se debe a “la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi y la comparación entre la situación en el país y la crisis política que atraviesa la vecina Ucrania”. 

Pero al mandatario no le basta la popularidad que goza en su país. Ahora planea lo que parece ser unos juegos de guerra con un “evidente significado geopolítico”, aseveró ayer El Mundo.

“El presidente ruso, Vladimir Putin, no ha dicho todavía ni una palabra desde que el timón ucraniano cambió de manos. Ha visto caer a su viejo fiel aliado en un fin de semana y parecía todavía en estado de negación”, agregó el diario español. 

Sin embargo, Putin no abandonó al derrocado presidente ucraniano Viktor Yanukovich. Este pidió asilo en Rusia, ya que en Ucrania tiene una orden de aprehensión por todos los acontecimientos que sucedieron en los últimos meses. 

“Continúo considerándome el jefe legítimo del Estado ucranio, elegido de acuerdo con la libre voluntad de los ciudadanos ucranios”, afirmó Yanukovich en un comunicado que envió ayer a las agencias de información rusas. 

Mientras tanto, en Kiev continúan recogiendo los restos de las tensiones de los últimos meses y preocupados por la movilización de tropas rusas en las fronteras del país. 

“Con la agudización de la crisis ucraniana, los comentarios que sugieren que vivimos una nueva guerra fría se han multiplicado. Pero esta imagen es inapropiada e incluso peligrosa”, publicó ayer Le Monde.

“Tan presente está Rusia en las convulsiones ucranianas que los tres ex presidentes que ha tenido Ucrania hicieron ayer una declaración conjunta denunciando la ‘intervención directa’ de Rusia en la ‘vida política de Crimea’”, informó El Mundo.

¿Qué es Crimea?

“La península de Crimea, situada en una península que separa el Mar Negro del Mar de Azov, es formalmente la única república autónoma de Ucrania”, informó ayer el diario chileno La Tercera. 

“Su importancia estratégica radica en que en la ciudad de Sebastopol, está la principal base de la flota rusa en el Mar Negro, además de existir una fuerte identidad rusa”, añadió.

Por el momento hombres armados se han apoderado del edificio del gobierno regional y de la sede del Parlamento en Crimea, escenario el pasado miércoles de un enfrentamiento entre los separatistas y los partidarios de los nuevos líderes del país a favor de Rusia. 

Sigue Latinoamérica

Al parecer el presidente Vladimir Putin es quien rescata a las naciones en riesgo. Además de generar tensión en Ucrania, ayer su ministro de Defensa, Sergei Shoigu, anunció que tienen pensado expandir su presencia militar en varios países de América “incluyendo Venezuela, Cuba y Nicaragua”. 

Como para confirmar las intenciones, el martes llegó a La Habana el “Viktor Leonov”, barco de la Flota Norte de la Marina de Guerra de Moscú. Este buque de inteligencia no ha sido anunciado por las autoridades ni la prensa cubana, a diferencia de las visitas de navíos anteriores a la isla. 

“Me parece interesante que entre los países mencionados se encuentran algunos de América Latina, Asia y Medio Oriente. Esto es realmente sobre un rol más global de Rusia, que ya sabemos que quiere tener y no es sorprendente. Pero esto lo confirma”, dijo a BBC Mundo Olga Oliker, directora asociada del Centro de Políticas de Defensa y de Seguridad Internacional en la Corporación Rand. 

“Rusia y Putin están actuando con una mentalidad de la Guerra Fría, en la que cada movida de la potencia rival genera una respuesta parecida. En el caso de Ucrania, que estaba a punto de firmar un acuerdo de asociación con Europa, Putin intervino de manera agresiva para impedir que el presidente Yanukovich firmara ese convenio”, aseguró por su parte el analista Moisés Naím.

¿Regresa la Guerra Fría?

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, pidió a Putin que sea “muy cuidadoso” en sus juicios sobre Ucrania y respete la integridad territorial del país. Además aseguró que “lo último que necesitamos ahora es un viejo enfrentamiento al estilo de la Guerra Fría”.

 Por su parte, el senador John McCain opinó que no se debe ver la situación como “un tablero de ajedrez de la Guerra Fría”. 

El republicano sugirió a la Casa Blanca no subestimar a Vladimir Putin y a su creencia de que Ucrania sigue siendo parte de Rusia. 

Y así como los ucranianos están preocupados, empiezan a estarlo los ciudadanos de países como Venezuela, que ahora debe sumarle a la lista de protestas, muertos y crisis, los movimientos de Putin.