¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Racist

El escuadrón, mujeres demócratas contra Trump

Mariana Recamier

Cuatro congresistas demócratas fueron criticadas por el presidente Donald Trump por su origen y sus posturas políticas. Las legisladoras defienden los derechos de los migrantes y políticas para frenar el cambio climático


Jul 23, 2019
Lectura 7 min
portada post

El Escuadrón es una agrupación integrada por cuatro congresistas estadounidenses que intentan proteger los derechos de sectores vulnerables. Luego de ser atacadas desde las filas republicanas e incluso demócratas, Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Ayanna Pressley y Rashida Tlaib continúan defendiendo sus ideas progresistas.

Las cuatro congresistas hicieron historia en las elecciones intermedias de 2018. Ocasio-Cortez es la congresista más joven de la historia de Estados Unidos; Omar la primera somalí en el Capitolio; Tlaib la primera mujer de origen palestino en servir en el Congreso; y Pressley la primera afroestadounidense electa en representación del estado de Massachusetts.

Las cuatro pretenden avanzar en una agenda que incluye atender la situación de los migrantes que son detenidos en la frontera sur de Estados Unidos y la lucha para frenar el cambio climático.

En este sentido, Ocasio, Omar, Tlaib y Pressley votaron contra un paquete de ayuda humanitaria de 4 mil 600 millones para los migrantes recluidos en centros de detención en la frontera sur. Las cuatro consideran que el paquete es insuficiente y financia los controles fronterizos.

Estas posturas y sus críticas al presidente Donald Trump en redes sociales provocan que las cuatro sean agredidas por otros políticos. Los ataques comenzaron cuando Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, dijo a The New York Times que las congresistas tienen un público que se reduce a las redes sociales y sólo representan cuatro votos en el Congreso.

Trump también escribió en Twitter que las cuatro provienen de países cuyos gobiernos son una “catástrofe total y absoluta” y que deberían regresar a esos territorios.

“¿Por qué no vuelven y ayudan a arreglar los lugares completamente rotos e infestados de crimen de los que vinieron? Cuanto antes mejor”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

El mandatario fue acusado de racista y lejos de pedir disculpas siguió elevando su tono y las acusaciones personales en contra de las cuatro legisladoras.

“El Escuadrón es un grupo muy racista de alborotadoras jóvenes, inexpertas y no muy inteligentes. Están tirando del gran Partido Demócrata a la izquierda y estaban en contra de la ayuda humanitaria en la frontera…¡Tan malo para nuestro país!”, publicó Trump este lunes en Twitter.

Rashida Tlaib

La elección de Tlaib en noviembre del año pasado hizo historia. La demócrata de Michigan es la primera mujer de origen palestino en servir en el Congreso. Es hija de padres palestinos inmigrantes y su abuela todavía vive en Cisjordania.

La abogada prestó juramento al cargo vistiendo un traje palestino tradicional que fue cosido por su madre y se unió a Ilhan Omar como una de las dos únicas mujeres musulmanas en ser electas al Congreso.

Desde que tomó posesión, Tlaib es crítica con Trump y sus decisiones sobre temas que afectan a las comunidades vulnerables.

“Todos sabemos que los tuits y las palabras del presidente son simplemente una continuación de sus tácticas racistas y xenófobas, no podemos permitir que estas acciones de odio nos distraigan del traba- jo crítico frente a esta administración”, dijo la congresista el lunes pasado como respuesta a los últimos comentarios de Trump en su contra.

Ayanna Pressley

Pressley es la primera mujer afroestadounidense en ser electa al Congreso en representación del estado de Massachusetts. Después de asistir a la Universidad de Boston, trabajó como principal asistente del representante Joseph P Kennedy II y trabajo para el senador John Kerry durante 13 años.

Su propia carrera política empezó en 2009, cuando se convirtió en la primera mujer de una minoría étnica en ser elegida para formar parte del Consejo de Boston en sus 100 años de historia.

Desde que asumió su escaño como congresita en enero del presente año, Pressley aboga por el derecho a abortar y presiona para derogar una enmienda que impide que el programa de seguros Medicaid cubra los gastos de la interrupción del embarazo a personas de bajos ingresos.

Como sobreviviente de violencia sexual, la congresista también trabaja para mejorar la protección a las víctimas de este tipo de agresiones. En este sentido, Pressley escribió en su sitio web que las personas que están más cerca del dolor deben estar más cerca del poder.

“El ocupante de la Casa Blanca puede tratar de marginarnos, de silenciarnos y de distraernos, pero no podemos caer en esa trampa. Nuestro Escuadrón incluye a cada persona que lucha por un mundo más equitativo y justo y no seremos silenciados”, dijo el lunes pasado la congresista en una conferencia de prensa.

Alexandria Ocasio Cortez

Ocasio-Cortez es la congresista más joven de la historia de Estados Unidos con tan sólo 29 años.

La autodenominada socialdemócrata nació en Nueva York y es hija de padres puertorriqueños. La joven congresista tiene estudios en Economía y Relaciones Internacionales por la Universidad de Boston.

Antes de lanzar su campaña que la llevó al Congreso, Ocasio-Cortez trabajó como coordinadora comunitaria, pedagoga y camarera.

La congresista defiende la necesidad de políticas para proteger el medio ambiente. Es una de las patrocinadoras de la resolución Green New Deal, un conjunto de propuestas políticas para que Estados Unidos alcance un nivel de cero emisiones netas de gases invernadero además de otras metas.

Sobre las críticas de Trump, Ocasio-Cortez dijo que el presidente está enojado porque no puede concebir un Estados Unidos que incluya a personas como las cuatro congresistas.

“¿Pero sabe cuál es el problema de todo esto, señor presidente? Además de no aceptar a un Estados Unidos que nos eligió, tampoco puede aceptar que no le tememos. No puede aceptar que denunciamos su engaño y ofrecemos una visión positiva para este país. Y eso es lo que lo pone furioso”, escribió la congresista en su cuenta de Twitter después de que Trump la atacó por su origen.

Ilhan Omar

Omar ganó el escaño en representación de Minnesota y se convirtió en la primera congresista de origen somalí.

Su familia llegó al país como refugiada y se asentó en Minneapolis en 1997 después de la guerra civil en el país africano. La congresista recibió la ciudadanía estadounidense en el 2000.

Poco después de su elección, recibió elogios por su lucha para cambiar la prohibición de 181 años contra el uso de velos en la Cámara Baja, lo que le permitió vestir su habitual hijab cuando prestó juramento al cargo.

Uno de los primeros problemas que enfrentó es que fue acusada de antisemitismo. Se vio forzada a pedir disculpas por una serie de tuits en febrero que sugerían que el Comité de Asuntos Públicos Estadounidense Israelí (AIPAC) pagaba para influir en políticas pro-Israel.

Legisladores de ambos partidos afirmaron que sus mensajes retomaban tropos antisemitas sobre los judíos y el dinero. Omar publicó un comunicado en el que se disculpó por sus publicaciones en la red social.

“El antisemitismo es real y le agradezco a mis colegas y aliados judíos que se están educando sobre la dolorosa historia de los tropos antisemitas”, escribió la legisladora.

Ante los señalamiento recientes de Trump, un grupo de simpatizantes del presidente le gritó a la representante de origen somalí que regresara a su país.

Un día después, Omar tomó un vuelo de Washington a Minnesota, donde decenas de personas la recibieron en el aeropuerto con letreros con la frase: “Bienvenida a casa”.

Te puede interesar: Socialdemócratas contra Trump

Comentarios