El productor del filme estaba en contra de la opresión y persecución de los cristianos bajo la ley musulmana en Egipto, lo que hubiera sido una de las principales razones para emprender el proyecto que se mofó de Mahoma

Exactamente el 11 de septiembre, cuando se cumplían 11 años de los atentados en el World Trade Center de Nueva York, estalló la ‘furia musulmana’.

El supuesto combustible de la violenta insurrección, que se tradujo en ataques a las sedes diplomáticas de Estados Unidos y otros países occidentales era un filme aún no publicado llamado “La inocencia de los musulmanes”, del cual apenas pueden verse 13 minutos en YouTube.

El video proyecta al profeta Mahoma como un pervertido sexual y un pederasta y pinta a la religión musulmana como una farsa.

La mente de detrás de la cinta es de Nakoula Basseley Nakoula, un ex convicto y criminal menor convertido en un personaje internacional lleno de misterio.

Pero, ¿quién es este individuo que provocó una marea de protestas y ataques en el mundo musulmán que causaron decenas de heridos y un puñado de víctimas mortales?

¿Quién es Nakoula Basseley Nakoula?

Hace menos de un mes, casi nadie en Estados Unidos, y menos en Libia o Egipto, sabían quién era Nakoula.

De 55 años, Nakoula era residente de Los Ángeles, California, según lo informó Ben Piven de la cadena Al Jazeera.

De origen egipcio, se graduó de la Facultad en Artes de El Cairo, según él mismo dijo en una entrevista para el programa La Voz de América en Radio Sawa.

Basseley Nakoula era practicante del cristianismo ortodoxo copto, religión cristiana profesada sobre todo en Egipto.

De acuerdo a AP, el residente de Estados Unidos de origen egipcio tuvo problemas financieros debido a que por uno de sus negocios debía al fisco cerca de 200 mil dólares.

Nakoula fue arrestado en 1997, pero no por la enorme suma de dinero que debía en impuestos que lo obligó a declararse en bancarrota en 2000, sino por presunta fabricación de drogas.

El cristiano copto fue detenido por encontrársele entre sus posesiones los materiales necesarios para hacer metanfetaminas y 45 mil dólares en efectivo.

Pero su estancia tras las rejas fue corta, ya que apenas duró dos días en prisión.

Volvió a visitar la cárcel en 2002, después de que un jurado del condado de Los Ángeles lo condenara a un año de encierro después de violar su libertad condicional.

Un nuevo crimen le trajo problemas 8 años después, cuando en 2010, autoridades norteamericanas lo acusaron de fraude bancario en California.

Se le imputaron cargos de suplantación de indentidad al robar cientos de números de seguro social para crear 600 cuentas falsas.

Por esto, se le ordenó pasar 21 meses en prisión en junio de 2010, sin embargo, fue liberado un año después bajo libertad condicional.

En ese momento se le prohibió tomar algún seudónimo o hacer uso del Internet sin la autorización del oficial a su cargo, de otra manera volvería a la cárcel.

Nakoula no tardó mucho en violar de nuevo su libertad condicionada, ya que semanas después de disfrutar de nuevo su libertad en 2011, comenzó los trabajos del filme “La inocencia de los musulmanes”.

El sitio The Daily Beast reveló que el elenco del filme “La inocencia de los musulmanes” grabó sin saber las verdaderas intenciones que tenía Nakoula, que fungía como productor.

Basseley Nakoula dijo llamarse ante ellos “Sam Bacile” o “Sam Bossil”, violando una de las condiciones de su libertad.

El elenco agregó que fueron engañados ya que pensaban estar en el rodaje de una película de acción llamada “Los guerreros del desierto”.

Tal filme estaría apoyado por la organización religiosa sin fines de lucro denominada Media for Christ (Medios para Cristo).

Dicha organización le pertenece a Joseph Nassralla Abdelmasih, quien ya estuvo bajo polémicos reflectores después de dirigir un discurso en contra de la construcción de una mezquita en la zona cero de Nueva York.

Además, Nakoula se presumía sacerdote de la Iglesia Cristiana Ortodoxa Copta de Los Ángeles, aparte de lavarse las manos y decir que “no tenía nada que ver con el filme anti Islámico”, según publicó Al Jazeera.

Sin embargo, el obispo de dicha congregación negó todo y dijo que Nakoula debía hacerse responsable del “terrible desorden” que él provocó.

Pero, ¿qué fue lo que motivó a Nakoula para realizar el filme que desató la furia en Egipto?
Pamela Geller, cofundadora de la organización “Detengan la Islamización en América”, explicó para The Daily Beast que el productor del filme estaba en contra de la opresión y persecución de los cristianos bajo la ley musulmana en Egipto, lo que hubiera sido una de las principales razones para emprender el proyecto que se mofó de Mahoma.

De momento, Nakoula ya está detenido y aún quedan muchas cosas por aclarar.

No es su primera vez

El autor de “La inocencia de los musulmanes” no podía usar ordenadores ni Internet por suplantar identidades en 2010.

El pasado jueves 27 de septiembre fue detenido por agentes federales estadounidenses de Los Ángeles el autor del video anti-islámico que presenta a Mahoma como un mujeriego y un pederasta, Nakoula B. Nakoula.

Sí, seguramente ustedes se encontrarán confundidos con este nombre, y pensarán que el que dirigió la cinta por la que han muerto docenas de personas era Sam Bacile. No se preocupen.

No se trata de un error periodístico ni de una confusión de su memoria, sino de que Nakoula se había escudado tras un nombre falso. Y no era la primera vez. En toda su vida, había usado hasta 6 identidades falsas.

De hecho, el sospechoso, de 55 años, no fue detenido por difamación o un delito similar, sino por violar los términos de su libertad condicional.

Y es que en 2010 fue a prisión para estar encerrado por un período de 21 meses por suplantar las identidades de varios familias para abrir más de 600 cuentas bancarias falsas, una operación que le reportó miles de dólares, según reportó el diario El País.

Cuando salió de prisión en libertad condicional, los requisitos estipulaban que no podía usar ordenadores o Internet durante los siguientes 5 años sin la previa aprobación de un agente condicional, además del pago de una multa de 790 mil dólares.

En total, según informó la AP, infringió en 8 ocasiones su libertad condicional. Ahora, temen que se escape debido a “su largo historial de embustes”. Así lo expresó el jueves el fiscal federal adjunto Robert Dugdale ante un tribunal.

El 15 de septiembre fue interrogado por la policía y los agentes ya sospechaban que era él quien había producido el video con un nombre falso, Sam Bacile, o Basile.

Tras ese interrogatorio, se había ocultado, hasta la detención de ayer.

El fragmento de la “Inocencia de los Musulmanes” que circula en Youtube desde julio no desencadenó protestas hasta el 11 de septiembre, en el aniversario del atentado a las Torres

Gemelas.

Quizás por eso, otras versiones, no descartan que el primer ataque que se atribuyó a la indignación desatada por la cinta, el de Bengasí, fuese en realidad perpretado por Al Qaeda como venganza por la reciente muerte de su número 2 a causa de un drone (avión no tripulado) estadounidense.

A partir de ahí, se desataron protestas en multitud de ciudades del mundo árabe contra el filme y muchas de ellas desencadenaron disturbios.