¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Latitud

Demócratas y republicanos acusan a Trump de entreguista por comportamiento ante Putin

Indigo Staff

Los políticos estadounidenses no perdonaron que su presidente haya negado la presunta intervención rusa en la elección presidencial frente a Vladimir Putin


Jul 16, 2018
Lectura 6 min
portada post

El presidente Donald Trump fue sumamente criticado por su comportamiento ante su homólogo ruso, Vladimir Putin; los políticos estadounidenses lo acusaron de entreguista y otros más lo llamaron “traicionero”.

La negativa de Trump a reconocer la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales fue cuestionada por legisladores de ambos partidos y refutada por el jefe del directorio de inteligencia de la administración, Dan Coats.

“Dan Coats y otros me dijeron que creen que es Rusia (culpable de interferir). Tengo al presidente (ruso Vladimir) Putin (a mi lado). Él dijo que no es Rusia. Yo diría esto. No veo ninguna razón por la que pudiera ser”, dijo Tump a un reportero durante la conferencia en Finlandia.

Republicanos no perdonan

En un comunicado difundido poco después, Coats, director nacional de Inteligencia y exsenador republicano por Indiana, defendió al papel de las agencias estadunidenses de inteligencia, al indicar que la información y evaluación sobre el tema que han dado a Trump es la mejor.

“Hemos sido claros en nuestra evaluación de la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 y sus actuales esfuerzos para socavar nuestra democracia, y continuaremos ofreciendo inteligencia clara y objetiva en apoyo a nuestra seguridad nacional”, dijo Coats.

Algunos firmes simpatizantes de Trump, como el exlíder republicano de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, condenaron la posición de Trump.

“El presidente Trump debe aclarar su declaración en Helsinki sobre nuestro sistema de inteligencia y Putin. Este es el error más serio de su presidencia y debe ser corregido inmediatamente”, advirtió Gingrich en un mensaje en Twitter.

En un mensaje por separado, el senador republicano por Arizona, Jeff Flake manifestó su asombro por lo que consideró una escena surrealista.

“Nunca pensé que vería el día cuando nuestro presidente estadunidense estaría en el escenario con el presidente de Rusia, acusando a Estados Unidos por la agresión rusa. Esto es vergonzoso”, expresó en su cuenta de Twitter.

El excandidato presidencial republicano Mitt Romney, quien busca un escaño en el Senado por el estado de Utah, calificó la declaración de Trump como “una deshonra y nociva para nuestros principios democráticos”.

“Rusia se mantiene como nuestro adversario geopolítico número uno. Asegurar una equivalencia moral entre Estados Unidos y Rusia no solo desafía la razón y la historia, (sino que) socava nuestra integridad nacional y afecta nuestra credibilidad global”, asentó en un comunicado.

Para el senador republicano de Arizona John McCain, el comportamiento de Trump al lado de Putin fue uno de los momentos más “desgraciados” de cualquier presidente de los Estados Unidos.

“El daño infligido por la ingenuidad, el egoísmo, la falsa equivalencia y la simpatía por autócratas es difícil de calcular. Pero es claro que la cumbre de Helsinki fue un error trágico”, subrayó.

En un tono más diplomático, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, sostuvo que presidente debe entender que Rusia no es un aliado de los Estados Unidos.

“No hay una equivalencia moral entre Estados Unidos y Rusia, que sigue siendo hostil a nuestros más básicos valores e ideales. Estados Unidos debe estar enfocado en hacer que Rusia rinda cuentas y ponga fin a sus ataques viles a la democracia”, puntualizó.

Trump intentó atajar las críticas con un mensaje en Twitter, en el que dijo que ha reconocido “hoy y muchas veces antes, tengo gran confianza en su gente de inteligencia”. “Sin embargo, también he reconocido que a fin de construir un futuro brillante, no podemos enfocarnos exclusivamente en el pasado, ya que como las dos mayores potencias nucleares, debemos llevarnos bien”, indicó.

Mucho menos los demócratas

“El desempeño de Donald Trump en la conferencia de prensa en Helsinki es equivalente y supera el umbral de ‘crímenes y delitos’”, señaló el exdirector de la CIA John Brennan, en alusión a los términos constitucionales que justifican un juicio político.

“No sólo fue traicionero. No sólo los comentarios de Trump fueron imbéciles, sino muestran que está en el bolsillo de Putin”, remató.

Más escéptico, el líder de los demócratas en el Senado, Charles Schumer, sostuvo que el comportamiento de Trump frente a Putin sugiere que el líder ruso debe tener información dañina sobre el presidente de Estados Unidos.

“La debilidad de Trump enfrente de Putin fue vergonzosa y prueba que los rusos tienen algo sobre el presidente, personal, financiera o políticamente”, dijo.

Durante la rueda de prensa, Putin fue interrogado por un periodista si tenía información comprometedora sobre el presidente Trump, pero el líder ruso ignoró la pregunta.

La líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, la legisladora Nancy Pelosi, de California, coincidió con los críticos del presidente. “Es un día triste para los Estados Unidos y para todas las democracias occidentales, a las que Putin continúa haciendo su blanco”.

Comentarios