La pequeña pero polémica isla de apenas unos 110 mil kilómetros cuadrados de superficie rompe una historia de aislamiento para buscar un acercamiento con las demás naciones latinoamericanas.

Cuba quiere destacar en el mapa al auspiciar, ayer y hoy, la cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y del Caribe (CECAL), que incluye a todos los países del continente, salvo Estados Unidos (EU) y Canadá.

Desde que Raúl Castro reemplazó a su hermano Fidel como presidente en 2008, el Gobierno es más laxo en sus restricciones más controversiales: aprobó la renta de inmuebles, la compra de autos y una reforma que autoriza a los cubanos a dejar la isla. 

“La actual presidencia de Raúl Castro se ha caracterizado por un perfil mediático más discreto, con escasas apariciones públicas y discursos breves sobre temas de la realidad nacional”, publicó ayer el diario español El Mundo. 

Incluso, para el 2015 la Unión Europea contempla terminar con el bloqueo institucional que padece Cuba desde 1996, informó El País el 15 de enero.

Ahora, la isla aprovecha su nueva cara para posicionarse de nuevo en la diplomacia de América Latina y estrechar relaciones con México y Brasil, dos de los países más poderosos de la región. 

Lima asperezas con México

Luego de que Fidel Castro ganara la revolución cubana en 1959, México fue la única nación del continente que jamás rompió relaciones diplomáticas con la isla e, inclusive, la defendió en varias ocasiones del embargo económico impuesto por EU. 

Pero México y La Habana iniciaron un periodo de tensión en 2002, cuando el entonces presidente panista Vicente Fox le pidió a Fidel que se retirara de la Cumbre de Financiamiento para el Desarrollo que se celebró en Monterrey.

El regreso del PRI a Los Pinos y la participación del presidente Enrique Peña Nieto en la cumbre propician el fin de las ásperas relaciones entre ambos países, explicó ayer a BBC Mundo Adalberto Santana Hernández, investigador de la UNAM.

“El PRI surge de la Revolución Mexicana y el actual gobierno de la isla es producto de la Revolución cubana. Convergen en planteamientos pero más que eso es que la Revolución cubana está inspirada en la Revolución Mexicana”, expuso el experto.

Más allá de la diplomacia, México está interesado en la nueva apertura económica de Cuba.

La subsecretaria de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, Vanessa Rubio, declaró ayer a los medios que el país quiere apoyar a La Habana en su nuevo modelo económico.

“Queremos que México sea un actor importante y un respaldo en la actualización del modelo económico de Cuba”, expresó Rubio a CNN México, “ambos presidentes platicarán de un tema que hoy los une circunstancialmente: la palabra ‘reformas’”.

Brasil: el principal aliado

En la nueva etapa de la isla, los Castro contarán con el apoyo de la economía más grande de Latinoamérica.

Brasil invirtió 802 millones de dólares de los 900 millones necesarios para renovar el megapuerto Mariel, un punto emblemático que los cubanos solían usar para escapar del país y que ahora será el centro de la nueva estrategia de comercio internacional.

“En este momento estamos organizando una misión empresarial en Cuba. Brasil quiere convertirse en el primer socio económico de Cuba”, manifestó la presidenta brasileña Dilma Rousseff, según el periódico de Brasil O Globo.

La mandataria aprovechó ayer la inauguración del megapuerto para criticar el embargo económico de Estados Unidos.

Los analistas estadounidenses ven la postura de Brasil como una táctica para aprovechar que la nueva actitud de Cuba atraerá intercambios comerciales con los países del este de Asia.

“Es un proyecto sustancial, muy serio. Tiene integrado una estrategia comercial: es enorme en el contexto de las reformas económicas de Cuba”, dijo ayer a The New York Times Philip Peters, analista del Instituto Lexington, con sede en Washington.

Raúl Castro pide una nueva estrategia contra la desigualdad y la pobreza, y sus esfuerzos quieren demostrar que América Latina debe ser menos dependiente de Estados Unidos. 

“Deberíamos establecer un nuevo paradigma de cooperación internacional y regional. En el contexto del CELAC, tenemos la posibilidad de crear un modelo de nuestra propia autoría, adaptado a nuestras realidades”, expresó en su discurso inaugural.

La Cuba de Raúl

Desde que asumió la presidencia en 2008, Raúl Castro reformó algunas de las medidas más polémicas de su hermano Fidel.

Marzo 2008
Permite la compra de aparatos electrónicos como reproductores de DVD, hornos de microondas y computadoras.

Junio 2008
Elimina la prohibición de usar celulares y rentar automóviles.

Marzo 2009
Despide a más de una decena de ministros que conformaban el gabinete del expresidente Fidel Castro.

Octubre 2009
Autoriza a los cubanos a conectarse a Internet desde las oficinas de correo.

Abril 2011
Lanza un paquete de 300 reformas económicas similares a las de China para incentivar la inversión privada.

Enero 2013
Entra en vigor la nueva reforma migratoria, que permite que los cubanos salgan de la isla.

Octubre 2013
Anuncia la unificación del peso cubano, la reforma económica más compleja de Cuba.

Diciembre 2013
Saluda al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante el funeral de Nelson Mandela.