Bill Gates, cofundador de Microsoft, quien además es protagonista de diversas teorías conspiracionistas en torno al virus, aseguró que el fin de la pandemia de COVID-19 no está cerca.

Durante una entrevista con el programa “Sophy Rige On Sunday”, Gates mencionó que según su visión, la pandemia ocasionada por el coronavirus SARS-CoV-2 no terminará pronto.

Según el líder de la fundación Bill y Melinda Gates, será a finales de 2022 cuando la normalidad se llegue a restablecer por completo.

El magnate informático achaca esta predicción al exceso de vacunas que circularán hasta entonces, por el mundo para, inmunizar a la población.

“El mundo volverá por completo a la normalidad a finales de 2022, cuando haya un exceso de vacunas que haga posible que toda la sociedad sea inmunizada”, mencionó.

TE SUGERIMOS: Completa normalidad sin cubrebocas llegará hasta 2022, estima Bill Gates

También afirmó que aunque esta enfermedad nunca dejará por completo a la humanidad, la incidencia será mucho menor a escala global.

“Creo que el virus no desaparecerá, pero a finales de 2022 habrá muy pocos contagios”, dijo.

Gates aseguró que dos serán los países que pronto alcanzarán la inmunización de su población: Reino Unido y Estados Unidos.

“Reino Unido y Estados Unidos llegarán a altos niveles de vacunación en el verano de 2021, por lo que creo que desde finales de año o principios de 2022 se comenzarán a distribuir vacunas hacia otros países para acelerar el fin de la pandemia. Y eso sin contar con lo que ocurra con las vacunas de Janssen y con la introducción de nuevos remedios a la campaña de inmunización “, explicó.

El ex-CEO de Microsoft afirmó que una vez que la mayoría de las personas de los países desarrollados sean inmunizadas, habrá mayor disponibilidad de vacunas para los países más pobres.

“Realmente, la situación epidemiológica en estos países era mucho peor. No es del todo justo, pero cuando hayan inmunizado a un elevado porcentaje de población, las vacunas estarán disponibles para todos”, dijo.

Nuevamente, Gates habló acerca de la importancia de invertir en el sector de la salud, pues hasta el momento se han perdido billones de euros en sanidad debido a la baja inversión en este rubro, cuando en caso contrario hubiera sido más fácil resistir el embate de la pandemia.