A pesar de que Donald Trump lo niegue, las ataques mercantiles entre Estados Unidos y China parecen una guerra comercial, la cual ya cobró algunas víctimas, entre ellas las principales bolsas de valores de la Unión Americana.

La tensión entre las dos naciones creció después de que el representante de comercio internacional de Estados Unidos, Robert Lighthizer, presentara una lista de mil 300 productos chinos, a los cuales se les impondría un arancel del 25%.

El gobierno de Trump esperaba recaudar con esta medida 12 mil 500 millones de dólares, lo que representaba una afectación de 10% al volumen total de ganancias de las compañías chinas por importaciones a Estados Unidos.

La justificación de la Cámara de Comercio de Estados Unidos para imponer este arancel fue “establecer una relación comercial justa, recíproca y equilibrada con China”, además de mitigar las “prácticas comerciales desleales” del gigante asiático.

La respuesta del gobierno de China no se hizo esperar.

La nación asiática devolvió el golpe y anunció este miércoles una lista de 106 productos estadounidense a los que se les impondrá un impuesto a las importaciones del 25%.

Las mercancías sujetas a arancel tendrían un valor de 50 mil millones de dólares, una cantidad similar al paquete de productos chinos que la Unión Americana pretende agravar.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Finanzas chino dijo dicha medida es un “acto justo para defender sus derechos e intereses legítimos” de su país.

Beijing afirmó que apelará de inmediato la decisión estadounidense ante la Organización Mundial de Comercio. “Hay que decir que nos han obligado a tomar esta medida”, dijo el viceministro de comercio Wang Shouwen en conferencia de prensa.

Las autoridades fiscales chinas no dijeron cuándo entrará en vigor el arancel de 25% a las importaciones, pero indicaron que eso dependerá de lo que haga el gobierno de Donald Trump sobre los aranceles que planea imponer a bienes chinos.

Algunos de los productos estadounidenses que tendrán un impuesto son: soja, automóviles, aeronaves, propano licuado, algodón, carne de ternera, whisky y tabaco.

Caída de Wall Street

Las acciones operaban con pérdidas este miércoles al mediodía en la Bolsa de Nueva York mientras empeora la disputa comercial entre Estados Unidos y China que amenaza con afectar el crecimiento económico mundial y las ganancias de las empresas.

El promedio industrial Dow Jones cayó unos 500 puntos al iniciar operaciones, con las empresas de energía, industriales y materiales encabezando el deceso.

Caterpillar bajaba 2% y Boeing 2,7%. Facebook caía 1,7%.

El índice S&P 500 perdía 0,5% (12 puntos) y estaba en 2.602 unidades. El Dow Jones caía 0,7% (176 puntos) a 23.858 unidades. El Nasdaq retrocedía 7 enteros (0,4%) y estaba en 6.933 unidades.

Los mercados en Asia y Europa también bajaron bastante.

No obstante, Donald Trump asegura que no se encuentran en una guerra comercial con China.