Reporte Indigo

VENEZUELA

Chávez seguirá siendo presidente

5
días fuera del país por parte del mandatario requieren autorización de la Asamblea Nacional
La presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Venezuela dijo que Chávez no necesita tomar posesión, puesto que hay continuidad administrativa
"Los venezolanos no podemos resignarnos a estos funcionarios que no cumplen su deber. Ahí está la Constitución y hay que exigir que la cumplan"
Ramón AveledoSecretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) cortó de tajo la polémica generada por la ausencia de Hugo Chávez.

A pesar de que el mandatario, quien fue reelegido el pasado 7 de octubre, no podrá hacerse presente en la Asamblea Nacional (AN) para rendir protesta, el Poder Judicial decretó que Chávez seguirá siendo presidente, aun y cuando no rinda protesta.

“A pesar de que el 10 de enero se inicia un nuevo período constitucional, no es necesaria una nueva toma de posesión en su condición de presidente electo”, dijo la presidenta del alto tribunal, Luisa Estela Morales.

Morales alegó que existe continuidad administrativa, por lo que la incapacidad del comandante de viajar de La Habana, donde se encuentra actualmente en tratamiento, a Caracas, no supone un impedimento para seguir al frente de país.

Antes del fallo de la presidenta del Tribunal Supremo, el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Ramón Guillermo Aveledo, pidió que no se emitiera una “opinión adelantada” sobre la posesión presidencial, publicó el diario venezolano El Universal.

Crónica chavista

En menos de 48 horas se fue preparando el camino para evitar una controversia constitucional en Venezuela.

Después de días de dimes y diretes, el martes pasado se confirmó que el mandatario no estaba en condiciones para acudir a rendir juramento para su próximo periodo administrativo.

Posteriormente, la AN, liderada por el chavista Diosdado Cabello y hombre de confianza del mandatario bolivariano, aprobó el permiso que pidió el mismo Chávez para no asistir a la juramentación del 10 de este mes y efectuar en un futuro dicho acto ante el Tribunal Supremo de Justicia.

“Presidente Chávez, esta honorable Asamblea le concede a usted todo el tiempo que necesite para atender su enfermedad y regrese a Venezuela cuando la causa sobrevenida haya desaparecido”, anunció Cabello.

Tal movida aumentó el descontento entre la oposición, que envió una querella contra el líder de la AN al Poder Judicial por negarse a asumir el gobierno de forma temporal en ausencia del presidente, como dice la Constitución en su artículo 233.

Dicho apartado en la Carta Magna dicta: “Cuando se produzca la falta absoluta del presidente electo antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal. Mientras se elige y toma posesión el nuevo presidente, se encargará de la Presidencia de la República el presidente o presidenta de la Asamblea Nacional”.

No obstante, el Tribunal rechazó la demanda contra Diosdado Cabello.

Ayer por la tarde, la Corte Suprema, a través de Morales, apagó todos los fuegos encendidos: no se necesita que el comandante realice una nueva toma de posesión, puesto que fue reelegido.

El líder venezolano permanece desde el 10 de diciembre en la capital cubana, donde se sometió a una difícil intervención quirúrgica por el regreso del cáncer que padece desde hace varios años.

Las reacciones

La ausencia de Hugo Chávez en Venezuela y la posterior decisión del Tribunal Superior de Justicia generaron distintas impresiones.

Mientras que unos se pronunciaban  complacidos, otros decían que se cometió una acción inconstitucional. 

Cabello, que previamente había llamado a una manifestación en apoyo al presidente el 10 de enero, pidió salir a festejar a la calle la declaración del TSJ.

La oposición, por su parte, reclamó el vacío de poder.

“El presidente no está y tiene que operar el mecanismo constitucional. Lo que haremos será todo lo que esté dentro de la libertad, el civismo. Todo lo que sea necesario como ciudadanos para defender la Constitución”, declaró Ramón Aveledo.

Los detractores chavistas anunciaron que irán ante las últimas instancias con diferentes organismos internacionales y regionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Merscosur para declarar la ausencia temporal.

“El TSJ no ha actuado con independencia pero tienen el deber de hacerlo, nosotros vamos a acudir ante él porque hay que establecer precedentes.

“Los venezolanos no podemos resignarnos a estos funcionarios que no cumplen con su deber y hace vejaciones de sus funciones, ahí está la Constitución y hay que exigir que la cumplan”, dijo el secretario ejecutivo del MUD.

Fuera del país latinoamericano, las reacciones fueron más bien mesuradas.

José Miguel Insulza, secretario General de la OEA, mencionó que prefiere no emitir una opinión, de momento, sobre las recientes prerrogativas brindadas al mandatario.

“Hay una serie de cosas propiamente políticas más que jurídicas que están de por medio y yo creo que es mejor que las resuelvan los venezolanos el día de mañana (hoy), antes de pronunciarse sobre ellas”, dijo Inzulza en una entrevista a la emisora chilena ADN Radio, publicó la agencia EFE.

Javier Ortiz, director de Información Nacional de la Secretaria de Relaciones Exteriores de México, proporcionó a Reporte Índigo las líneas de comunicación que definen la postura de la Cancillería frente a la controversia venezolana.

“El pueblo y el Gobierno de México desean una evolución favorable de la salud del presidente Hugo Chávez. A México lo hermana una estrecha relación con Venezuela, por lo que se mantendrá al pendiente de la evolución de la condición médica del presidente Chávez.

“A la vez, México reitera su solidaridad con el pueblo y el gobierno venezolano en estos momentos”.

Salir de la versión móvil