Con 412 mil muertos por coronavirus y casi 25 millones de casos positivos, Joseph Biden inició hoy su mandato como el presidente número 46 de los Estados Unidos de América.

A partir de ahora, el nuevo mandatario deberá enfrentar al virus más letal de las últimas décadas en el país que encabeza las cifras con más casos positivos y muertes en el mundo.

En su primer discurso como presidente, Joe Biden pidió a los norteamericanos enfrentar la pandemia unidos como nación, pues asegura que pronto llegará la fase más mortal de la emergencia.

“Compatriotas estadunidenses, en el trabajo que tenemos frente a nosotros nos necesitamos los unos a los otros, necesitaremos toda nuestra fortaleza para perseverar en este momento tan terrible, quizás lo peor del virus, tenemos que poner a lado la política y enfrentar esta pandemia como una sola nación”.

El plan de Biden contra la COVID-19

Una de las promesas de Biden para su lucha contra el coronavirus, es mantener al médico Anthony Fauci en su equipo COVID-19; especialista en enfermedades infecciosas y principal responsable científico de la Casa Blanca.

Esto, luego de que el exmandatario Donald Trump sugiriera que lo despediría después de las elecciones.

“Minutos después de ser declarado ganador de las elecciones, Biden hará una de sus primeras llamadas al Dr. Tony Fauci y le pedirá que extienda su historial sin precedentes se servicio a seis presidentes sirviendo a uno más”, se lee en el proyecto de Biden para combatir el coronavirus.

Otra parte del plan es contactar a gobernadores, alcaldes y líderes de los dos partidos políticos para trabajar en conjunto contra el virus.

Los cinco elementos básicos del plan de Biden contra la COVID-19 son: realizar pruebas y rastrear casos; garantizar equipos de protección personal; desarrollar tratamientos y vacunas basados en la ciencia; establecer los pasos para reabrir de forma segura y proteger a las poblaciones en alto riesgo.

Como parte de una primera serie de decretos, Biden ordenará a todos los empleados de la administración utilizar mascarilla y que se vuelva obligatorio el cubrimiento facial en territorio Federal.

Además, establecerá una oficina en la Casa Blanca para coordinar la respuesta al virus.

También frenará la salida de Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), proceso iniciado por su predecesor.


“Restablecer inmediatamente nuestra relación con la Organización Mundial de la Salud, que aunque no es perfecta, es esencial para coordinar una respuesta global durante una pandemia”.

Este miércoles, tras tomar protesta como los nuevos presidente y vicepresidenta de los Estados Unidos, Joe Biden y Kamala Harris rindieron un homenaje a las más de 400 mil personas fallecidas por el coronavirus en el país norteamericano.

Te puede interesar: ¿Cómo quedó el muro fronterizo de Trump? Te decimos cuánto se construyó y quién lo pagó