En compañía de una caravana fue como Sergio Garrido, candidato de la oposición venezolana, celebró ayer su victoria en Barinas, donde ganó la gubernatura el pasado domingo tras superar unas semanas de reñida competencia.

Garrido se llevó la jornada con el 55.36 por ciento de los votos, superando con ello lo acumulado por Jorge Arreaza, el candidato oficialista elegido por Nicolás Maduro para luchar por el estado ubicado al sur de Caracas.

Ambos comenzaron su campaña el pasado 22 de diciembre, luego de que se diera a conocer una disputa política protagonizada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el cual canceló la primera jornada electoral celebrada a finales de noviembre.

En ese entonces, competía Freddy Superlano, representando a la oposición, y al oficialismo Arges Chávez, quien buscaba su reelección para asegurar la estadía del chavismo en el estado cuna de su hermano, el expresidente Hugo Chávez.

Debido a la nula oportunidad que Superlano tenía para seguir compitiendo, postuló a las elecciones del pasado 9 de enero a su esposa, Aurora Silvia de Superlano. Sin embargo, tampoco fue tomada en cuenta como candidata oficial, por lo que Sergio Garrido tuvo que sustituirla.

Ante la victoria de Garrido, fueron múltiples los personajes políticos de la oposición venezolana los que felicitaron a su partidario, entre ellos Juan Guaidó y Leopoldo López, quien compartió que fue gracias a la unión y la organización que la democracia le ganó a la dictadura.

Edith Serrano Solares, posdoctorante de la Unidad Académica de Estudios Regionales (UAER) de la UNAM, opina que sin duda fue sorpresiva la victoria de la oposición, tomando en cuenta que el gobierno actual había generado algunos grados de cuestionamiento sobre la legitimidad de los resultados.

“El hecho de que ahora se dé esta victoria y que el gobierno de Nicolás Maduro respete los resultados es un tanto sorpresivo porque habla de otra dinámica en la que la administración actual va a empezar a interactuar con la oposición”, resalta la también internacionalista de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón.

Con ese panorama, oficializando el triunfo de la oposición en Barinas, se espera que su nuevo representante demuestre su interés con el pueblo barinés en cuanto tome posesión e impulse a sus ciudadanos tanto social como económicamente.

En ese sentido, se prevé que Garrido actúe en contra de la pobreza que ha caracterizado a Venezuela en los últimos años, dejando al país latinoamericano con un 76.6 por ciento de pobreza extrema, según datos de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI, 2021).

Así también, se requieren sus esfuerzos para combatir el desabasto del gas en la región; reforzar la educación, que se debilitó tras el arribo de la crisis sanitaria, y enfrentar el desempleo, el cual sigue deteriorándose como consecuencia de la continua caída de la actividad económica por sexto año consecutivo.

Según la ENCOVI, el sector social que más ha salido perjudicado por el desempleo son las mujeres, pues sólo un tercio de ellas estuvieron activas económicamente en 2021.

“Uno de los grandes retos para Garrido será sin duda la desigualdad económica que prevalece en regiones como Barinas. Sin embargo, en la medida en la que logre aminorar ese desabasto, la oposición podría incluso fijar la mira en la elección presidencial (de 2024).

“Para eso, el desafío es que Barinas se convierta en el ejemplo de las cosas que sí podría hacer bien la oposición para lograr fortalecerse en futuros comicios”, apunta Serrano Solares.

Por un gobierno para todos en Barinas

Con la victoria gubernamental en Barinas, la oposición en Venezuela liderará un total de cuatro estados en todo el país, lo cual la sigue posicionando por debajo de la dictadura chavista, que está al frente de 19 territorios.

Tomando el poco poder que siguen teniendo, Nayar López Castellanos, politólogo latinoamericanista de la UNAM, remarca la importancia de que la oposición logre una lógica constructiva, a través de la cual sus representantes no se dediquen sólo a criticar al gobierno, sino a la comunicación.

“Ojalá que este candidato, una vez que ocupe el cargo con todo y sus diferencias políticas con el gobierno, desempeñe una lógica en favor de la población, teniendo a su vez una comunicación con los adversarios, que es como se debería dar ante cualquier circunstancia”, dice.

Así también, es la académica Edtih Serrano Solares quien sostiene la importancia de mantener el diálogo entre políticos sin enfrascarse en la confrontación y en desestimar las acciones del otro.

“Creo que más allá del tinte político o de la ideología que cada uno esté promoviendo, tienen que priorizar su gestión, lo cual implica hacer un gobierno para todos, no sólo para unos cuantos”, remarca.

También puedes leer: Barinas, el reto de la oposición venezolana con la candidatura de Sergio Garrido