Una Corte ordenó que el ex presidente de Perú, Alberto Fujimori, sea capturado y encarcelado nuevamente, después de que anulara el indulto humanitario del que gozaba desde diciembre del año pasado.

La nueva orden de captura devino de la demanda que a mediados de septiembre interpusieron los abogados de las familias de 25 peruanos asesinados durante el gobierno de Fujimori, para, precisamente, retirarle el indulto.

La solicitud se realizó en una sala judicial de Lima durante una breve audiencia ordenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la que el magistrado supremo Hugo Núñez escuchó también al abogado del expresidente, excarcelado por el indulto que recibió en diciembre del entonces mandatario Pedro Pablo Kuczynski y que despertó protestas multitudinarias en todo el país.

Los abogados de las familias de las víctimas dijeron que la liberación no era legal porque los delitos por los que fue condenado Fujimori son considerados crímenes de lesa humanidad por la legislación internacional.

Por el otro lado, la administración del expresidente Kuczynski justificó el indulto a Fujimori porque supuestamente padecía de “una enfermedad progresiva, degenerativa e incurable”, pero no mostró detalles que justificaran su decisión.