Mohammed Al Kuwari ya está marcado por la cultura mexicana. El embajador de Qatar quedó prendado por el mole, las chalupas, los tacos y también por la música de Vicente y Alejandro Fernández.

A dos años de vivir en México, el diplomático se acostumbró a la altura, la contaminación y el tráfico, y a la par, impulsó el intercambio comercial entre los países. De 2018 a 2019, la balanza comercial pasó de tener un valor de 83 mil 733 millones de dólares a 134 mil 679 millones de dólares, lo que significa un crecimiento de 60 por ciento.

Al Kuwari, quien es un experto en ciencias militares, ha profundizado en el intercambio de mercancías con México como resultado del acercamiento entre las autoridades. En tanto, hay algunos productos que podrían brillar durante el desarrollo del Mundial.

El aguacate, la cerveza y el tequila estarían listos para dar la bienvenida a los mexicanos que arriben al país en 2022 pare presenciar la justa deportiva, que desde ahora se perfila como una oportunidad para afianzar los lazos de la relación comercial.

“Ya compramos aguacate mexicano, pero en grandes cantidades todavía no. En los restaurantes de Qatar ya hay entradas con guacamole. Esperamos tener un encuentro con el canciller para poder enviar más.


Hay tequila, mezcal y cerveza en Qatar, aunque no en cantidades muy grandes, pero creo que el próximo año vamos a tener mucho más porque cuando los mexicanos viajen al Mundial en 2022, los aficionados van a necesitar su bebida en Qatar

Mohammed Al Kuwari

Embajador de Qatar en México

La carne de bovino es uno de los productos en los cuales los cataríes han puesto el ojo, además de las berries, plátanos, mango y el garbanzo, en tanto, desde 2017 se envían atún, dátiles, carne de res, conservas y fórmulas lácteas.

Por ahora, el desafío para las empresas mexicanas que buscan enviar sus productos a Qatar es contar con la certificación Halal, la que garantiza que cumplen con normas sanitarias. Esta normativa, reconoce el embajador, requiere altos estándares de calidad.

El país árabe también está listo para hacer otras inversiones en México en sectores como el energético y el turístico, y aunque aún no hay proyectos definidos, el diplomático mantiene conversaciones con el Gobierno federal en este aspecto.

2017, el año del cambio

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto en junio de 2017 anunciaron un bloqueo comercial en contra de Qatar, al que acusaron de apoyar a algunos grupos terroristas. Esta situación causó una pequeña crisis en el país, pero también representó una oportunidad para su transformación.

Desde ese año, la nación árabe abrió las puertas de sus fronteras a productos de otros países, en tanto, se volvió productor de algunos lácteos para garantizar el acceso a estos alimentos a la población.

Mohammed Al Kuwari relata que, si bien los meses que siguieron al bloqueo fueron complicados, el primer paso fue adquirir 10 mil vacas de Australia para sustituir algunos de los productos que compraban a Arabia Saudita.

“Ahorita no necesitamos de nuestros vecinos. Tenemos leche, tenemos queso, tenemos yogur, tenemos carne y es suficiente. El bloqueo cambió mucho al país y ahora Qatar exporta carne, leche y muchos otros productos”, relata el diplomático.

Aunque no descarta que Qatar restablezca negociaciones, por lo menos con Arabia Saudita, el embajador considera que lograron darle la vuelta al bloqueo comercial para convertirse en un país productor.

Cabe referir que tras el bloqueo también hubo un repunte en el intercambio comercial con México, dado que de 2017 a 2018 la balanza comercial aumentó 38.4 por ciento, al pasar de 60 mil 447 millones de dólares a 83 mil 733 millones de dólares, de acuerdo con datos del Inegi.

A un paso del Mundial de Qatar

Qatar es el anfitrión de la XXII edición de la Copa Mundial de Futbol que organiza la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) y desde que esta noticia se hizo pública, el país ha orientado sus esfuerzos para contar con la infraestructura para la justa deportiva.

Es por ello que construye ocho estadios, los cuales no terminarán como elefantes blancos una vez que finalice el torneo porque autoridades de la nación ya tienen planes para estos inmuebles.

Mohammed Al Kuwari considera que el Mundial es un negocio y es por ello que algunos de los estadios se transformarán en hoteles y centros comerciales, otros se mantendrán para los torneos entre los clubes de soccer locales.

El embajador no dijo cuántos estadios cambiarán de giro, pero explicó que uno tiene una construcción que simula contenedores, por lo que será posible desmontarlo después de la competición y los materiales serán donados a África para ser reutilizados.

Respecto a la polémica por los señalamientos de abuso laboral para quienes trabajan en la edificación de los estadios, en su mayoría migrantes, el embajador de Qatar en México explica que las autoridades crearon el Comité Internacional del Trabajo para garantizar que las actividades se realizan sin afectar los derechos de los trabajadores.

“Muchos países están muy celosos de Qatar e inventan rumores. Qatar responde directamente después estos rumores y crea el Comité para verificar las condiciones del trabajo”, asegura.

También puedes leer: La embajada de Qatar donó al estado de Guerrero insumos para hacer frente al Covid-19