La relocalización de empresas en el país se ve como una oportunidad para ampliar la oferta laboral, pero también para mejorar la calidad del empleo. Foto: Especial

Nearshoring: se buscan trabajadores calificados

La relocalización de empresas en el país se ve como una oportunidad para ampliar la oferta laboral, pero también para mejorar la calidad del empleo, sin embargo, esta oferta podría estar enfocada en trabajadores especializados

El nearshoring bien podría generar un salto positivo para el mercado laboral mexicano, pero para lograrlo se va a necesitar mano de obra calificada y especializada.

La relocalización de empresas en México como parte de los cambios en las cadenas de valor que se aceleraron desde la pandemia por COVID-19, van a impulsar la demanda de trabajadores de muchos tipos pero sobre todo enfocados en áreas como la ingeniería, informática, energía, automotriz, marketing, contabilidad, entre otros, señalan especialistas.

Tanto autoridades nacionales como especialistas en materia de comercio internacional han señalado al nearshoring como una oportunidad extraordinaria para la captación de Inversión Extranjera Directa (IED) en el país. Un ejemplo de ello es el reciente acuerdo con la compañía de autos eléctricos Tesla para instalar una planta en Nuevo León que de acuerdo con autoridades mexicanas podría generar hasta seis mil puestos de trabajo.

“Yéndonos para atrás te diría que tenemos muchas oportunidades en el país porque tenemos desarrolladores industriales muy sofisticados, sobre todo en la región norte en donde estamos viendo mucha derrama económica al pasar todas estas cadenas de suministro y sobre todo de valor a nuestro país.

“Con esto la mano de obra que está requiriendo el inversionista es mano de obra calificada, es un poco más innovador a lo que ya hacíamos, esto va a impactar en la competencia laboral, sobre todo en la compensación, en los beneficios, capacidades que va a requerir el empleador por parte de esta mano de obra calificada”, explica Regina Torrero, asociada senior de Hogan Lovells enfocada en temas laborales.

Un elemento a favor de los trabajadores mexicanos ante la llegada de empresas extranjeras son las disposiciones en materia laboral y sindical que se establecieron con la puesta en marcha del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que determinaron mejoras salariales y una serie de obligaciones para las empresas que participan del intercambio que incluye la libre y democrática asociación sindical de los trabajadores.

Para formar parte de estas nuevas empresas que se están relocalizando en México será necesario, además de tener un perfil altamente especializado, tener un buen dominio del inglés, advierten los especialistas.

“Para tener empleo de más calidad y mejor pagado debemos tener gente mejor preparada, entonces es muy necesario generar un tejido de empleados que tengan mejor formación y mejor preparados para los proyectos que puedan venir, porque si hablamos de personal puramente operativo seguramente los salarios seguirán siendo que los que están ahora, pero también pueden llegar posiciones para contratar con mucha más formación requerida y eso no sólo depende de las empresas, también depende de que el gobierno genere una mayor inversión en formación de los trabajadores y que el mundo académico se prepare”, apunta Francisco Martínez Domene, secretario de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

El nearshoring es una tendencia de regionalización y relocalización geográfica de las cadenas de suministro y producción globales que ha beneficiado a México por su posición geográfica privilegiada.

Se prevé que este fenómeno se localice con más fuerza en las regiones norte, el bajío e incluso en la Ciudad de México y Estado de México por ser zonas en donde se consolida la mayor parte de la planta productiva del país y generalmente atrae más inversión extranjera, de acuerdo con un reporte de Moody’s.

Datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) apuntan que México tiene el potencial más alto para beneficiarse del proceso del nearshoring que podría generar potenciales ganancias hasta por 35 mil millones de dólares, equivalente a 2.66 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), derivado de nuevas exportaciones de mercancías

Elementos pendientes

Las bases para que las empresas internacionales vean a México como un spot ideal para relocalizar sus plantas están puestas y con ello el impacto positivo para el mercado laboral del país, sin embargo, existen elementos que de integrarlos podrían impulsar más la inversión en el país.

“Estamos a un 80 por ciento, se están haciendo todos los esfuerzos necesarios para que exista una seguridad por parte de empleadores y el Estado para crecer en competitividad laboral, creo que todavía hay mucho camino por recorrer, muchas medidas que hay que implementar para mejorar condiciones laborales, pero afortunadamente ya tenemos un marco legal que nos permite llegar más lejos.

“Debemos avanzar mucho en temas de brecha salarial que está muy marcada en México, en el tema de discriminación y promoción a la diversidad, todo englobado en un ambito de derechos humanos, podríamos de cierta forma apoyar un poco más a ese sector para poder llegar a un ambiente laboral que sea atractivo para toda la fuerza laboral”, apunta Torrero.

Te puede interesar

#Nearshoring Avanza el nearshoring en México La Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha identificado durante este año anuncios de nuevas inversiones extranjeras que se realizarán próximamente en el país, por una bolsa que ya supera los 32 mil millones de dólares