Una firma de consultoría británica con enfoque en el manejo de talento publicó un reporte llamado “La visión global de liderazgo”, en donde busca medir el potencial de los trabajadores del mundo en este rubro, y para México hay expectativas positivas.

SHL es una consultora experta en la medición de talento a nivel mundial, con una clientela de más de 10 mil empresas y presencia en 150 países.

El estudio de SHL busca medir el potencial de liderazgo, tras los juicios de empleadores pasados.

Usa información de más de un millón de encuestas de clientes en los últimos cinco años. El estudio se enfoca en ocho diferentes habilidades que miden la capacidad de liderazgo, entre los cuales son “interacción y presentación”, “desempeño y logros”, “creación y conceptualización de ideas”, etc.

Los resultados sobre los líderes efectivos no muestran sorpresas, siendo Hong Kong el país que más líderes efectivos crea hoy en día.

El estudio muestra que el 14 por ciento de su población cumple con las ocho cualidades buscadas en líderes efectivos.

De ahí siguen Alemania, el Reino Unido y Australia como los países con mayor porcentaje de su población con habilidades de liderazgo efectivo hoy en día.

Con potencial

Para el futuro, el reporte de SHL resalta que México es el país que creará un mayor número de líderes efectivos, por encima de todos los países en el mundo.

El estudio destaca que el 54 por ciento de la población mexicana tiene el potencial de liderazgo buscado bajo su estudio.

Después de México seguirán Turquía, Egipto, Suiza y Brasil como los cinco países con mayor potencial en el desarrollo de líderes en el mundo.

Se estima a México con una oferta mínima de liderazgo efectivo hoy en día, pero una gran cantidad de liderazgos potenciales que se vienen desarrollando para el futuro.

Tal situación es explicada porque el mercado de México se ha vuelto más internacional, y su creación de líderes más dinámica.

Asimismo, países como Francia, Japón y el Reino Unido tienen una bomba de tiempo de liderazgo, dado a que tienen una buena oferta de líderes efectivos hoy en día, pero con muy poco desarrollo de ellos a futuro que probablemente creará un vacío entre sus trabajadores.