Este miércoles, el banco estadounidense JP Morgan cerrará su negocio de banca privada en el país y firmó un acuerdo para que el principal grupo financiero en México, BBVA, tome a los clientes de este segmento.

Lo anterior fue revelado por fuentes cercanas en el tema a Bloomberg, que señalaron que JP Morgan estaría dejando su banca privada en México por estrategia de negocio, con lo cual optó por firmar con BBVA al contar con una red especializada en el segmento.

Por eso también se confirmó que firmó un acuerdo para referir sus negocios locales a BBVA México, aun así, la firma con sede en Nueva York seguirá prestando servicios a clientes de México a través de su plataforma fuera del país.

Por su parte, los datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) indican que JP Morgan tenía activos por 194 mil 286 millones de pesos al cierre de 2020.

Lo anterior es equivalente a 1.74% del total de recursos que manejan los bancos en México, además que al cierre del año acumuló 864 millones de pesos en utilidades, un crecimiento de 0.85% comparado con 2019.

Asimismo, Forbes informó que la decisión de descontinuar los servicios de gestión patrimonial local en la segunda economía más grande de Latinoamérica sigue a una medida similar del verano pasado en Brasil en la que JP Morgan cerró su negocio de banca privada local y refirió a los clientes patrimoniales brasileños a Banco Bradesco.

Sus fuentes cercanos también señalaron que JPMorgan ha identificado a BBVA México como el socio financiero para sus clientes actuales en el país.

“La amplia plataforma de productos y servicios de BBVA México, alineada con su posición de liderazgo en el mercado, expertise, desempeño y solvencia financiera respaldan la decisión de JP Morgan de referir sus clientes locales a BBVA México”, comunicó.