En 2020 el Gobierno Federal reportó ingresos por 5.33 billones de pesos, cifra que representa una variación real negativa del orden de 4.1 por ciento comparado con 2019.

Se trata de la peor caída reportada desde 2009, año en el que se presentaron los efectos de la crisis financiera mundial.

Esta caída se explica por la baja en la venta de hidrocarburos, disminución en la recaudación de cuotas obrero patronales generadas en el empleo formal y el impacto en la venta de electricidad, explicó Gabriel Yorio, Subsecretario de Hacienda, durante la conferencia de prensa para presentar dicho informe.

El Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al cuarto Trimestre de 2020, reporta que los ingresos petroleros ascendieron a 605 mil 842 millones de pesos, que representa 38.7 por ciento menos que lo reportado en 2019.

Los ingresos no petroleros de 2020 reportaron un incremento de 3.4 por ciento con lo reportado el año anterior al alcanzar 4.53 billones de pesos.

En tanto que los ingresos tributarios también reportaron un ligero aumento del orden de 0.8 por ciento, con 3.33 billones de pesos captados.

Te puede interesar: FMI mejora de 3.5% a 4.3% pronóstico de crecimiento económico para México en 2021