El Fondo Monetario Internacional (FMI) llamó a los gobiernos de América Latina a proporcionar apoyo focalizado y temporal a los hogares vulnerables y de bajo ingreso ante el contexto de aumento en los costos de productos y servicios que se presenta a nivel mundial.

El conflicto armado entre Rusia y Ucrania está convulsionando a la economía mundial y elevando la incertidumbre en torno a las perspectivas de América Latina y el Caribe en donde dicho impacto se observa a través de la inflación, que a su vez afecta los ingresos reales, advierte el organismo internacional.

Además, la recuperación de la región ante la pandemia por COVID-19 que debilitó el crecimiento económico ya estaba perdiendo ímpetu previo a que se desencadenara el conflicto armado en Europa del Este, señala el FMI.

“Los grupos más vulnerables en la región son los más golpeados por la subida de precios de los alimentos básicos y la energía, al tiempo que siguen luchando para recuperarse del impacto económico de la pandemia”, explica.

Bajo este contexto las autoridades han adoptado políticas monetarias más restrictivas e implementando medidas para amortiguar el golpe sobre los más vulnerables.

“Para garantizar la cohesión social y reducir el riesgo de tensión social, los gobiernos deberían proporcionar apoyo focalizado y temporal a los hogares vulnerables y de bajo ingreso”, detalla el organismo internacional a través de un texto titulado “América Latina enfrenta riesgos inusitadamente altos”.

Agregó que en aquellos países en donde no existen redes de protección desarrolladas se podrían integrar mecanismos temporales para suavizar el traslado de la subida de los precios internacionales a los precios internos.

También puedes leer: Cepal propone ingreso universal de emergencia por coronavirus