La escasa competitividad digital en Latinoamérica colocó a los países en una carrera floja por licitaciones que permitan mejoras en su sistema de conexión telefónico e internet a través del 5G.

La gran industria económica que representó la cuarta generación de tecnología móvil coloca la llegada del 5G como una esperanzadora evolución, sin embargo, su desarrollo requiere una fuerte participación de inversión, tan solo se estima que para cubrir el área geográfica de la actual red 4G en México, la quinta generación necesita hasta diez veces más infraestructura.

“El 5G en Latinoamérica está retrasado, ha habido retrasos licitatorios y lentos lanzamientos en la adopción de tecnología 5G que algunos ya empiezan a percibirla hacia el 2022”, destaca Sissi de la Peña, gerente de comercio digital y organismos internacionales de la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI) en entrevista con Reporte Índigo.

Los altos costos que se necesitan para cubrir la nueva generación de telefonía pusó a inversionistas y a los grandes concesionarios a seleccionar los mejores espacios para una correcta licitación.

Sin embargo, las barreras de México para el desarrollo de 5G se deben a los altos costos de espectro radioeléctrico y bandas de frecuencia que no hacen atractivo al país para inversión privada, así como los lentos procesos que se deben seguir para el despliegue de redes de telecomunicación en el contexto rural.

“Lo que se paga anualmente por el uso del espectro radioeléctrico y las bandas de frecuencia en México es alto y nos hace menos atractivos que otros países y los inversionistas están viendo quién les ofrecen las mejores condiciones”
Javier JuárezComisionado del Instituto Federal de Comunicaciones (IFT)

“Hemos visto consecuencias de este alto costo del espectro radioeléctrico en la Licitación IFT 10, muchos de los bloques quedaron desiertos, no hubo hacia la nueva red ningún interesado en ganar licitaciones y quedarse con el espectro radioeléctrico”, apuntó Javier Juárez, comisionado del Instituto Federal de Comunicaciones (IFT) para Reporte índigo.

Asimismo, se detalló que un operador telefónico regresó el espectro radioeléctrico que en su momento adquirió a través de licitación porque no le resultó factible mantenerlo, demostrando la baja competitividad tecnológica del país.

Chile logró conseguir la primera licitación en 5G de Latinoamérica con las bandas de 700 MHz, AWS, 3.5 GHz y 26 GHz en febrero de 2021, su exitosa cobertura 4G con presencia de hasta 92 por ciento en su territorio consolida su exitoso papel en la red de telecomunicaciones de la región

Asimismo, se sumó Colombia en las subastas de 5G que se prevé sean para inicios del 2022 y Brasil ganó los primeros lotes para el servicio de la nueva generación telefónica a inicios de noviembre con las empresas TIM, Claro de América Móvil y Telefónica Brasil.

“Nos estamos retrasando en la implementación de subastas de 5G cuando esto ya lo debíamos haber hecho desde el año pasado, Chile, Brasil, Panamá y Colombia ya están en el proceso, nosotros seguimos en la discusión de encontrar alternativas para ser más atractivos”
Sissi de la PeñaGerente de comercio digital y organismos internacionales de la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI)

El interés por la adaptación de este nuevo sistema tecnológico es porque representa un cambio a la era digitalizada, la nueva evolución de Facebook a Meta y la incorporación de un metaverso hace un llamado a las economías a dar paso al nuevo sistema tecnológico y de comunicación.

“El 5G viene a ofrecernos una oportunidad para utilizar esa conectividad en cualquier actividad que nos imaginemos, aplicaciones de telemedicinas, sistema de transporte inteligente, vehículos conectados, educación, agricultura inteligente, donde nos imaginemos puede haber impacto”, señaló el comisionado del IFT.

Poca competitividad para entrar a la red 5G

La caída de México en el ranking de competitividad digital hecha por el Instituto Internacional para el Desarrollo Gerencial (IMD, por sus siglas en inglés) en Suiza demuestra que México ni Latinoamérica están listos para una nueva era tecnológica.

“Los países lo que deberían estar haciendo es aplicar políticas públicas o medidas que lo que hacen es fomentar este marco de aceleración digital, para México es lo contrario pues entramos en 2020 a los diez peor evaluados y todavía en el 2021 perdimos dos lugares, cosa que es muy preocupante”, estima la gerente de comercio digital y organismos de ALAI.

México sigue estancado en este rubro pese a que es miembro del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en donde se incluye un capítulo de comercio digital tan específico que dice qué componentes necesitan homologarse entre los involucrados para que pueda detonarse una fuerte economía digital.

Para una mayor red de competencia en comunicación, el IFT creó una mesa que buscará impulsar un mayor despliegue de 5G atendiendo los retos, mesas para impulsar el espectro radioeléctrico, aplicaciones para su uso, ciberseguridad y experimentación, comentó Javier Juárez quien funge como presidente.

También puedes leer: Próxima revolución tecnológica con la red 5G