De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, el riesgo de contagiarse abordo de vuelos en avión es muy bajo en comparación de ir al supermercado.

Los científicos de Harvard explicaron que los riesgos de transmisión son mucho mayores en actividades de rutina como salir a cenar o ir de compras en comparación a viajar en avión.

El informe encontró que los riesgos de transmisión se pueden “reducir a niveles muy bajos mediante la combinación de medidas de control de infecciones en capas”.

No obstante, este estudio fue financiado totalmente por Airlines for America, grupo comercial que representa entre otros a American Airlines, United Airlines, Delta Air Lines, y un consorcio de fabricantes de aeronaves y equipos y operadores de aeropuertos.

Además, esta investigación también sale a la luz en momentos terribles para las aerolíneas en Estados Unidos, que están perdiendo miles de millones de dólares al mes debido a que la demanda de pasajeros se desplomó un 65 por ciento interanual debido al coronavirus.

Las aerolíneas estadounidenses están operando sólo el 50 por ciento de los vuelos que tenían en 2019. Algunas han anunciado recientemente nuevos planes para volver a usar los asientos del medio de las naves durante la pandemia.

A su vez, este informe encontró que después de que las aerolíneas ordenaron el uso de cubrebocas, impulsaron los procedimientos de limpieza y revisaron los procesos de embarque hubo una disminución de contagios.

“Con millones de horas de pasajeros voladas, hasta la fecha ha habido poca evidencia de transmisión de enfermedades a bordo”, concluyó.

Lee: Estudio demuestra que recuperados de COVID tienen problemas para leer y aprender