¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

SAT

E-factura: Guía básica

Lourdes González

El SAT confirmó que la única factura válida a partir de este año será la versión 3.3 para todos los contribuyentes, tanto para personas físicas como morales


Ene 3, 2018
Lectura 6 min
portada post

A partir del 1 de enero de 2018 sólo será aceptada la facturación 3.3, que entró en vigor desde julio de 2017, reiteró el Servicio de Administración Tributaria (SAT), en medio de advertencias de profesionistas de la contabilidad sobre inconsistencias para reflejar conceptos como el IVA y la cancelación de facturas.

En teoría, el CFDI (factura electrónica) 3.3 dará los siguientes beneficios: apoyar la contabilidad electrónica de las empresas, la ejecución de los actos de fiscalización, agilizar las devoluciones de impuestos a los clientes y ayudar a simplificar el cumplimiento de declaraciones informativas, las cuales tenderán a desaparecer con esta modalidad.

700 Mil contribuyentes migraron a la versión 3.3 del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), de acuerdo a estimaciones de especialistas

Debido a los cambios que implica la nueva facturación 3.3, la autoridad hacendaria dio un plazo para familiarizarse con el esquema, de tal manera que la medida fue opcional a partir del 1 de julio y permitió la convivencia con la factura 3.2 hasta diciembre del año pasado, cuando aún se veía imposible cumplirla para algunos contribuyentes por lo que el SAT decidió dar algunas facilidades complementarias; una de ellas fue permitir seguir emitiendo la facturación 3.2 hasta el 31 de diciembre. 

Sin embargo, el SAT se vio obligado a retrasar la obligatoriedad de la facturación 3.3 hasta el 1 de enero de 2018, por eso el esquema 3.2 pudo usarse hasta el 31 de diciembre de 2017. Durante ese tiempo ambas versiones fueron fiscalmente válidas.

La versión 3.3 de facturación electrónica fue el tema más sonado en México durante el año pasado, en cuanto a fiscalización electrónica, por los cambios a nivel técnico y operativo

Pero a partir de este año no importa si eres persona física o moral, el monto de ingresos o actividad, ya es obligatoria la versión de factura electrónica 3.3 para todos los facturan con Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) 3.2.

Cambios técnicos y operativos

En opinión del fiscalista Francisco Javier Romero Morato, la versión 3.3 de facturación electrónica fue el tema más sonado en México durante el año pasado, en cuanto a fiscalización electrónica por los cambios que involucra no sólo en el terreno de lo técnico sino incluso operativo, ya que requieren un esfuerzo e involucramiento de varias áreas de una compañía como es la de finanzas, sistemas, facturación, cuentas por cobrar, contabilidad y hasta almacén.

“Es evidente que el SAT reconoció la magnitud que supone ese cambio en la modernización del sistema de facturación para los contribuyentes, sin perder de vista los beneficios que los ajustes generarán no solo para la optimización de sus análisis incluso par la simplificación de las obligaciones”, explicó.

Dentro de los cambios que la medida trajo consigo destacan la eliminación de 40 atributos que dejarán de estar visibles en la facturación 3.3: atributos generales, domicilio fiscal del emisor, lugar de expedición por parte del emisor, domicilio del receptor, información aduanera.

Otras modificaciones de la nueva facturación consisten en que definió un proceso de confirmación que será requerido cuando los importes y los tipos de cambio de un comprobante sean altos o se encuentren fuera de rango.

El resto de los ajustes son que se reconocen nuevos tipos de comprobante como pagos y nómina, se incluye el uso del comprobante desde el punto de vista del receptor, se hace uso de las zonas horarias basadas en el código postal del emisor, se estandariza la relación entre los comprobantes (facturas, pagos y notas de crédito), se incluye en cada concepto los descuentos e impuestos aplicables, la serie y folio vuelven a formar parte de la cadena original.

Lo primordial con los CFDI versión 3.3 es la comunicación entre clientes y proveedores, que son contribuyentes del SAT.

En la nueva facturación se agregaron 17 catálogos y cada uno implica información que está codificada en claves; antes no se utilizaba que un producto o servicio lo catalogaran en una lista, por lo que ahora ya se tiene una clave de ocho dígitos.

Proceso de adaptación

Para los usuarios, la migración a esta versión requiere un proceso de adaptación, por eso todo el primer semestre de 2018 será considerado por el SAT como una etapa de transición y en ese sentido, la dependencia permitió algunas facilidades como no sancionar los errores y omisión que surjan en su llenado.

De acuerdo a estimaciones del SAT, el 40 por ciento de los contribuyentes en el país habían migrado a la nueva factura 3.3 y cerca de cuatro millones de causantes emite facturas cada mes, que son los que están obligados a usar la nueva versión de CFDI.

“En esta versión se integran los datos usando catálogos y patrones que mitigan o reducen la posibilidad de cometer errores en su elaboración, así como validaciones aritméticas que sirven para que los cálculos reflejados en una factura sean correctos (...)”

- SAT

Comunicado

Según fiscalistas, otras de las facilidades que otorgó el SAT consiste en que la emisión de comprobantes con el complemento para recepción de pagos es opcional hasta el 31 de marzo de 2018.

40% De los contribuyentes ya habían migrado a la versión 3.3, según estimaciones del SAT

Hasta el 30 de junio de este año, en caso de que exista un posible error o discrepancia al registrar la clave de unidad de medida o clave de producto o servicio, no se considerará infracción.

“En esta versión se integran los datos usando catálogos y patrones que mitigan o reducen la posibilidad de cometer errores en su elaboración, así como validaciones aritméticas que sirven para que los cálculos reflejados en una factura sean correctos, disminuyendo así las cargas administrativas y contables a los contribuyentes”, detalló un comunicado del SAT.

La medida permitirá eliminar en los próximos años declaraciones informativas, ofrecer declaraciones mensuales de impuestos prellenadas, así como simplificar la contabilidad electrónica, precisó el documento del SAT. 

Por otro lado, dijo que los elementos que permiten a los contribuyentes identificar que están emitiendo o recibiendo facturas realizadas con la nueva versión son: la forma y método de pago se aprecia con claves; contiene una clave de los productos y servicios compuesta por ocho dígitos así como una clave de unidad de medida.

Además, por cada producto o servicio registrado se puede verificar los descuentos e impuestos que se aplican, si los hay; se puede ver el lugar de expedición del comprobante, solamente identificado con el número del código postal.

17 Catálogos fueron agregados para el uso de la facturación 3.3 y cada uno implica información que está codificada en claves

Notas relacionadas

Abr 3, 2018
Lectura 1 min

Ene 2, 2018
Lectura 4 min

Sep 20, 2017
Lectura 1 min

Comentarios