Con el último aumento al salario mínimo en México, de 2018 a 2023 ese ingreso aumentó un 134.8 por ciento. Pasó de ser 88.36 pesos por día a 207.44; es decir, un incremento de 119.08 pesos en cinco años. En la zona libre de la frontera norte, el sueldo incrementará de 260 a 312 pesos.

En la frontera norte este incremento representa una subida en total de mil 584 pesos al mes. Para el resto del país representa un aumento de mil 52 pesos mensuales.

El salario mínimo no alcanza para la canasta básica

Sin embargo, cabe destacar que todavía no es suficiente para cubrir las necesidades básicas de una familia. Este es el objetivo por parte de trabajadores, empresarios y autoridades.

El salario mínimo debe llegar a la medida de bienestar familiar; dicho de otra forma, debe ser un ingreso suficiente para que dos personas puedan acceder a la canasta mínima alimentaria y no alimentaria. Esta es una medida definida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El pasado jueves 1 de diciembre el gobierno federal aumentó un 20 por ciento el salario mínimo. Con ello llega a 6 mil 223 pesos mensuales. En contraste, el costo de dos canastas básicas hasta octubre de 2022 ascendía a 8 mil 418 pesos. Es decir, aún faltan 2 mil 194 pesos para cubrir las necesidades básicas de una familia.

Eso no es todo. Se estima que para enero de 2023 el costo de dos canastas básicas podría alcanzar los 8 mil 600 pesos. De esta manera, aún con el último aumento al salario mínimo, el déficit del ingreso familiar llegaría a 2 mil 376 pesos.

Según datos de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, el aumento a los ingresos mensuales beneficiará a 6.4 millones de personas trabajadoras. Asimismo, servirá de base para las negociaciones salariales contractuales que se lleven a cabo a lo largo del próximo año.