La adopción de las criptomonedas va a seguir avanzando en todo el mundo, pero la caída del valor de estos activos durante este año y los recientes escándalos en grandes empresas de exchange advierte que ese avance será por un camino accidentado.

La crisis desatada por el exchange FTX, al iniciar un proceso de quiebra luego de sufrir un retiro masivo de fondos de sus clientes, apuntan a la necesidad de establecer medidas de regulación más estrictas en este sector, según especialistas e incluso los líderes del sector.

“Lo que ocurrió con FTX y Binance nos reveló que hay una debilidad estructural de los exchanges y también otros activos que no están en el ojo del huracán pero que en algún punto van estarlo, por ejemplo los stablecoins…  El problema con este sector nuevo cripto es que todavía la supervisión y regulación es relativamente laxa  en comparación con el sistema bancario tradicional, el sistema financiero, la bolsa, hemos ido a pesar de la seguridad han ocurrido fraudes tremendos en la bolsa hacia los bancos y con mayr razón ocurren en mundo cripto”, apunta Guillermo Barba, estratega en jefe de Top Money Report.

Hasta los primeros días de noviembre, FTX estaba posicionado como la tercera empresa de exchange de criptomonedas más grande del mundo con oficinas centrales en Bahamas. Sin embargo, el 18 de noviembre la empresa se declaró en bancarrota luego de que se diera a conocer su crisis de liquidez y que provocó una retirada de fondos por parte de sus clientes.

Esta fue la reacción a informaciones de prensa que señalaban que Alameda Research, brazo comercial de FTX, invertía activos emitidos por el propio FTX a través de un complejo mecanismo. A esto se agregó que Binance, la empresa número uno en exchange de cripto en el mundo, anunció la compra de los Tokens de FTX, más tarde ofreció comprar a FTX, pero en menos de una semana se retractó debido a los reportes de la mala gestión de fondos.

Esto provocó una crisis de confianza entre los inversionistas y el retiro de fondos por parte de usuarios no sólo de FTX sino de otras empresas de exchange.

“El problema con este sector nuevo de cripto es que todavía la supervisión y regulación es relativamente laxa en comparación con el sistema bancario tradicional, el sistema financiero, la bolsa, hemos visto que a pesar de la seguridad han ocurrido fraudes tremendos en este sector y con mayor razón ocurren en mundo cripto”.

“Es paradójico que el CEO de FTX hace unos meses dijo que muchos exchanges de cripto ya estarían quebrados y el que cayó más fuerte fue el suyo”, advierte Barba.

Necesidad de lineamientos para criptomonedas

El escándalo entre estos dos gigantes de la industria del cripto, abona a los cuestionamientos en torno al funcionamiento de este espectro de las finanzas descentralizadas que tienen como mantra ser un sistema financiero abierto y global que busca abrir estos servicios a cualquier persona con una conexión a internet como alternativa a un sistema opaco y estrictamente controlado por bancos y otros entes financieros, de acuerdo al portal Ethereum.org.

Changpeng Zhao, el CEO de Binance, también ha señalado la necesidad de establecer una serie de medidas para evitar que se manche la reputación de una industria que se encuentra en “su infancia”.

Bajo esta premisa presentó seis compromisos “saludables” para las empresas de exchange que incluyen nunca negociar con los fondos de los usuarios, proporcionar evidencias de riesgo para que los usuarios comprendan la volatilidad de las criptomonedas, no usar tokens como garantía y mantener reservas fuertes, mostrar los activos en vivo, evitar el apalancamiento excesivo y fortalecer los protocolos de seguridad.

Te puede interesar: Sin temor a la caída de valor en criptomonedas