El pasado 16 de diciembre, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) detuvo la competencia en la venta de combustibles.

De acuerdo con Reforma, el acuerdo que impedía a Pemex imponer libremente los precios de venta de primera mano en gasolina y diesel a empresas privadas mayoristas –vigente desde diciembre del 2018–fue dejado sin efecto. 

Debido a que viene de un modelo monopólico, Pemex estaba sujeta a reglas debido a que posee un poder dominante de mercado. 

Y de esto, sólo se liberaría –según este diario– hasta que empresas privadas alcancen una participación de 30 por ciento en el mercado.

Apenas en septiembre, la participación era apenas de 8.8 por ciento en gasolinas, de acuerdo con datos de la Secretaría de Energía.

Te puede interesar: PEMEX DEJARÍA DE SER FACTOR DE RIESGO PARA LA CALIFICACIÓN CREDITICIA

El pasado 6 de diciembre, Petróleos Mexicanos anunció el hallazgo de yacimiento gigante de petróleo en campo Quesqui, Tabasco, de 500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en reserva 3P.

De acuerdo a un comunicado de Pemex, desde 1987 no se había tenido un descubrimiento tan importante como el campo Quesqui.

De acuerdo a la nueva estrategia del Plan de Negocios el enfoque de la exploración se centrará en yacimientos de aguas someras y cuencas terrestre y en este primer año de gobierno, se desarrollan en Tabasco, otros tres nuevos campos: Cibix, Valeriana y Chocol.

Te puede interesar: RENUNCIA GUILLERMO GARCÍA ALCOCER A LA CRE