¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

REFORMAENERGéTICA

Veinte años tarde

Lourdes González

Con el declive en la producción de petróleo en México y Venezuela, Brasil se coronó como el mayor productor de hidrocarburos en América Latina desde el año pasado, cuando superó a los que eran los principales países exportadores de la región.

De acuerdo a la firma BP Statistical Review of World Energy, Brasil reforzará esta tendencia en 2017, como lo reflejan las estadísticas de producción de 2.6 millones de barriles por día de éste país.


Jun 25, 2017
Lectura 4 min
portada post

El modelo de Brasil sería una referencia para México porque es un país latino, con ingresos similares y reservas de petróleo; pero sin llegar a copiar el esquema, ‘sacar el juego de lo bueno que han hecho ellos’

Con el declive en la producción de petróleo en México y Venezuela, Brasil se coronó como el mayor productor de hidrocarburos en América Latina desde el año pasado, cuando superó a los que eran los principales países exportadores de la región.

De acuerdo a la firma BP Statistical Review of World Energy, Brasil reforzará esta tendencia en 2017, como lo reflejan las estadísticas de producción de 2.6 millones de barriles por día de éste país.

La producción de Venezuela cayó a 2.19 millones de barriles diarios, de acuerdo a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sobre la base de datos del gobierno, mientras que la producción de México se quedó en 2.012 millones de barriles de petróleo diarios, de acuerdo a Pemex.

En mayo de este año, Pemex exportó 958 mil barriles diarios, lo que representó el menor nivel desde que hay registros oficiales, desde 1990.

De esa forma, fue la primera ocasión que ese indicador se colocó por debajo del millón de barriles diarios. Además de ser menor respecto a abril de 2017, cuando se enviaron 1.17 millones de barriles diarios; respecto a mayo de 2016 también fue menor porque en ese lapso alcanzó 1.204 millones.

El investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Alejandro Limón Portillo, declaró a Reporte Índigo que definitivamente la reforma energética del país fue tardía.

“Ellos (Brasil) la hicieron hace 20 años, tiene que haber una ventaja con lo que estamos haciendo nosotros. Nuestra previsión en producción para este año es de 1.9 millones de barriles por día (en México)”, afirmó.

La producción de petróleo en México va en declive desde 2003, con una tasa decreciente, lo que fue uno de los argumentos para abrir el sector, resaltó.

“De 2003, a la fecha son 14 años de caída en inversión y deriva en una caída en producción,  quizá esto se hubiera solucionado si hubiera hecho la apertura al sector privado”, explicó.

Al respecto indicó que ya se habían emprendido iniciativas para la reforma energética en México, una de ellas de Vicente Fox, pero se echó para atrás por el tema político.

“Sí es un tema tardío, (…) también es temprano para ver cómo se está desempeñando. En el tema de apertura de logística de los ductos de la temporada abierta se ha visto que no son los resultados esperados”, dijo.

Por otro lado, si México va tarde en este proceso de apertura del sector, también sirve para aprender de los errores de los demás.

Modelo de referencia

Fue en 1997, hace 20 años, cuando Petrobras, empresa petrolera de Brasil fundada en 1953, se abrió al capital privado y vendió al público inversionista 61 por ciento de sus acciones; a la par que el Congreso brasileño aprobó la Ley de Hidrocarburos que creó la Agencia Nacional de Petróleo (ANP).

En México, la reforma energética arrancó en 2014, y pese a que las rondas de licitación de hidrocarburos que convocó el Gobierno federal han atraído a las grandes petroleras e inclusive hay registros de su éxito en términos de asignación de concursos; lo cierto es que los bajos precios del crudo a nivel internacional es un reto para los participantes del mercado. 

Por ejemplo, en la reciente licitación de la Ronda 2.1 de aguas someras se colocó el 67 por ciento del total licitado.

El modelo de Brasil sería una referencia para México porque es un país latino,  con ingresos similares y reservas similares de petróleo; pero sin llegar a copiar el esquema, “sacar el juego de lo bueno que han hecho ellos”, expuso Alejandro Limón Portillo. 

El precio del hidrocarburo ha caído más de un 13 por ciento desde el 25 de mayo, cuando la OPEP acordó prolongar los recortes de producción hasta marzo de 2018.

Producción petrolera (millones de barriles diarios)

>> Brasil: 2.6

>> Venezuela: 2.19

>> México: 2.012

Comentarios