A pesar de que esto a sido demostrado una y otra vez, al parecer en todo el mundo siempre es fácil culpar a los videojuegos violentos por actos violentos en lugar de afrontar la realidad. La lista de las veces que se han usado los videojuegos como excusa es prácticamente interminable a nivel mundial.

Un nuevo estudio publicado por Agne Suziedelyte, del Departamento de Economía de la Universidad de Londres, títulado “¿Es sólo in juego? Videojuegos y Violencia” señala que sí hay una relación entre la violencia y los videojuegos , pero definitivamente no el tipo de violencia que te haría matar o lastimar a otras personas o seres vivos.

De acuerdo al estudio que se enfocaba en ver si habría violencia aumentada en los niños contra otras personas, resultó que algunos niños se agitaban un poco e incluso pueden mostrar agresiones contra los objetos, pero en ninguno de los niños que se utilizaron en el estudio mostraron conductas violentas contra las personas. Además de esto, Agne Suziedelyte agregó que los videojuegos pueden servir como algo para canalizar su energía pero es muy importante una correcta guía por parte de sus padres o tutores. Otra relación curiosa que es importante que los niños aprendan a afrontar es la de ganar y perder, algo en lo que las personas a su cargo pueden ayudar mucho, lo que permitirá menos respuestas agresivas.