Como si fuera pasaje de la Biblia, Barcelona está esperando un salvador para salir del mal bache que tienen en la actualidad, que podría ser Xavi Hernández. El presente es muy diferente al de años anteriores, pues ya no es más el equipo a vencer. Hoy parece condenado a ser un “fantasma” que ya no aspira a la gloria internacional.

Al irse el hijo pródigo, Lionel Messi, al Paris Saint-Germain (PSG) no había profeta que llegara a guiar al conjunto catalán para regresar a los primeros lugares; sin embargo, así como hay un después de Leo en el club, también existe un antes de, y sí, el protagonista de esa época no es el astro argentino.

Un nuevo profeta en Barcelona ha llegado, un “Mesías” que, aunque se sabía de su existencia, parecía lejano su regreso al club, pero la situación ha hecho posible que Xavi Hernández volviera al conjunto catalán. Sí, es momento de que el exjugador le devuelva al equipo lo mucho que le dio.

Tal vez la decisión de dirigir al Barcelona en este momento es la más cuestionada para el actual entrenador del club, pues el español toma al equipo sin un referente claro entre sus jugadores y con elementos que además de ser ‘intocables’ ya no están rindiendo lo que se espera.

No obstante, esos comentarios son los que menos le interesan al entrenador catalán, pues para él, el tiempo es perfecto para retomar las raíces del equipo.

“Tengo la sensación de que es el momento. La primera vez no lo sentíamos, tanto a nivel familiar como yo mismo. Necesitaba más margen. Luego (en referencia a la segunda oferta) había elecciones en el medio y había mucha incertidumbre. Tampoco era el momento. Pero esta vez me llamó Joan (Laporta). Siempre he dicho que es el mejor presidente de la historia del Barça. Va de cara y fue cuando lo supe: es el momento”, dijo Xavi Hernández durante su presentación como entrenador.

Pero, además de llevar nuevamente al equipo a los primeros lugares en todas las competiciones que participe, el español tiene otra misión personal además de la colectiva: Xavi tiene que mejorar las estadísticas de los entrenadores “de casa” del club.

La primera misión de Hernández, a nivel personal, es superar la franja de los 100 partidos. Desde Ernesto Valverde han pasado dos técnicos en los banquillos del club, siendo Quique Setién y Ronald Koeman los sucesores, pero ninguno pudo llegar al centenar de cotejos dirigidos.

Sin embargo, lo intentará en unas de las épocas más delicadas del club.

“El momento es muy difícil pero la ilusión es máxima. Y a la afición decirle que la necesitamos. Lo dije cuando me marché en 2015 y lo vuelvo a decir ahora. Somos el mejor club del mundo. Aquí solo vale el excelente, las bases las tenemos y eso es lo que les voy a decir a los jugadores”, mencionó el técnico.

Xavi Hernández llega a romper esa barrera, la ambición ha sido parte vital en su carrera y apunta a conseguir los más de 200 partidos como entrenador del club. Josep Guardiola fue el último entrenador en lograrlo.

El debut de Xavi Hernández como entrenador de los blaugranas se producirá el 20 de noviembre en el derbi frente al Espanyol en el Camp Nou, tres días antes de que el Barça se juegue su futuro en la Champions frente al Benfica.

Vale decir que a su presentación acudieron más de 10 mil personas al Camp Nou, quienes fueron testigos de la firma del contrato que vincula al exjugador con el club hasta 2024. La ilusión ha regresado. En breve se podrá ver si ésta se sostiene con el accionar del equipo.

También puedes leer: Xavi: “En el Barcelona no vale ni empatar ni perder, tenemos que ganar”