Mil 200 integrantes del cuerpo de seguridad privada de los Juegos de Invierno de Pyeongchang, Corea del Sur, fueron separados ayer de la zona olímpica, por la presencia de un virus estomacal, a dos días de que se realice la inauguración.

Lee Hee Beom, presidente del Comité Organizador, explicó que los elementos fueron apartados por miedo a que se propague un norovirus, a estas personas se les practicarán exámenes médicos y serán sustituidos por militares.

El virus es altamente contagioso, entre sus síntomas se presentan vómitos y calambres en el estómago.

Una situación similar se vivió en 2017 en el Mundial de Atletismo de Londres, cuando algunos deportistas se enfermaron y se perdieron las competencias por la infección masiva del norovirus en uno de los hoteles sede.

“Como presidente del Comité Organizador me gustaría pedir disculpas por esto. Nuestro centro de control de enfermedades y otras agencias gubernamentales están debatiendo qué medidas tomar”, dijo Hee Beom.

En el área de prensa, donde se encuentran los enviados a los Juegos para cobertura mediática, se encuentran las notas de emergencia, según reportó la agencia AP, en las que se advierten las precauciones que deben tomar.

Medidas para prevenir el norovirus

> Lavarse las manos con jabón durante medio minuto

> Comer frutas y vegetales bien lavados

> No tener contacto directo con los infectados

> No tocar puertas u otros artículos tocados por infectados