La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha pagado una importante suma de dinero en boletos a lo largo de los últimos dos torneos en la Liga MX; sin embargo, el estadio lució vacío.

De acuerdo con el suplemento deportivo Cancha, durante 19 meses, la máxima casa de estudios le entregó al equipo de futbol un total de 46 millones 340 mil 600 pesos por el pago de los boletos que regala a sus trabajadores y profesores sindicalizados.

Dicha cantidad se trata de un gasto común para el patronato de la Universidad, pues forma parte de su presupuesto y ese dinero se ve compensado por la venta de dichos boletos a la afición. Pero, debido a la pandemia por coronavirus, los eventos masivos en gran parte del territorio nacional estuvieron prohibidos y recibir público en las gradas del estadio universitario no fue posible.

Por ello, esta cantidad significó un enorme gasto que no se tenía contemplado, pues la mayoría de los partidos se desarrollaron sin público, situación se prolongó hasta el pasado domingo 17 de octubre, excepto algunas excepciones para los duelos del equipo femenil, que sirvieron para que las autoridades terminaran de detallar los protocolos sanitarios y que finalmente se permitiera el ingreso del público.

Los documentos solicitados a Transparencia revelan que las facturas y los depósitos que realizó la Universidad por entradas, en realidad no se pudieron utilizar debido a que los partidos del conjunto felino se llevaron a cabo sin público por la contingencia sanitaria.

Lee también: Pumas ruge y se aferra al repechaje tras derrotar a Tijuana

Es por este motivo que el club se comprometió a reponer el boletaje con el objetivo de que este pago que realizó la máxima casa de estudios para que ésta no se vea afectada.