Kevin Durant y los Brooklyn Nets no se divorciarán, incluso después que el súper astro pidió ser canjeado.

Los Nets anunciaron el martes que la dirigencia del equipo se reunió un día antes con Durant y su representante Rich Kleiman en Los Ángeles y “acordamos continuar con nuestra sociedad”.

Por su parte, el gerente general Sean Marks añadió que el objetivo de conseguir un campeonato se mantiene intacto.

“Estamos enfocados en el basquetbol, con un objetivo colectivo en mente: armar una franquicia duradera para traer un campeonato a Brooklyn”, rezó el comunicado que lleva estampado los logos de los Nets y The Boardroom, un emprendimiento de medios de Durant.

De esta manera, el proyecto de los Nets seguirá girando en torno a Durant, uno de los anotadores más explosivos de la NBA.

La posibilidad de ser canjeado sacudió a la Liga durante este verano. Ahora se aboca a iniciar la extensión de cuatro años que firmó el pasado verano boreal.

No queda claro lo que le motivó a pedir ser transferido al término de una turbulenta temporada en Brooklyn. De partir como favoritos al campeonato, los Nets se clasificaron a duras penas a los Playoffs y fueron eliminados por Boston en cuatro juegos en la primera ronda.

Lee también: NBA: De la mano de Kevin Durant, los Nets superan al Jazz

Los Nets se negaron a darle una extensión de contrato a Kyrie Irving, amigo cercano de Durant. El guardia no tuvo remedio que aceptar ejercer una opción para la próxima campaña, el último año de su pacto.

La incertidumbre sobre el futuro de Durant en Brooklyn quizás contribuyó a que los Nets no fueran incluidos en la tanda de cinco partidos del día de Navidad, jornada en la que la liga ofrece sus mejores galas.

Pero con Durant a bordo, los Nets no dejan de ser un equipo temible en la Conferencia Este. Promedió 29.9 puntos — récord de la franquicia — la pasada temporada. Brooklyn remaba por el primer lugar del Este cuando sufrió una lesión en la rodilla que le costó 21 partidos.