Pumas seguirá sin saber lo que es ganar a sus primos del norte por un torneo más en la Liga MX. Cuatro años han pasado desde que los universitarios de Ciudad de México ganaron su último partido ante los de Nuevo León, y desde entonces no han podido triunfar en ocho partidos de fase regular; y, ayer volvieron a caer y cedieron el liderato.

Ahora, en el inicio del Clausura 2022, Pumas llegó envalentonado para enfrentar a los Tigres de Miguel Herrera, y sí, aunque el ‘zarpazo’ fue primero de los de la UNAM, con un gol de Jerónimo Rodríguez al minuto 31, la reacción de los de la UANL llegó casi al final del partido… aunque no como se esperaba.

Casi al 78´del complemento, Nicolás López aprovecho un rebote de balón para empujar el esférico a las redes defendidas por Alfredo Talavera para poner el 1-1 parcial en el tablero del Olímpico Universitario.

La polémica llegó en el tiempo agregado, pues en un ataque de Tigres, el balón le llegó a André-Pierre Gignac, y sacó un disparo con poca potencia y dirección al arco de Pumas. En ese momento, el canterano de los de la UNAM, Juan José Miguel Busto, se barrió para taparlo, lo cual no logró, pero su acción terminó por encontrar los pies del francés.

Aunque parecía un movimiento normal, pues más que una infracción se vio como enredo común en la jugada, para el árbitro central, Óscar Mejía García, no fue así y de manera inmediata marcó penalti.

Sin embargo, la duda invadió al colegiado y el VAR se hizo presente en el encuentro. Aunque los reclamos de los jugadores de los Pumas se hicieron presentes, se ratificó su decisión para el penalti, que significó el 2-1 definitivo, pues Gignac no falló en su cita con el gol.

“¿Justicia? No puedo hablar de eso, no creo que haya algo tendencioso en contra nuestra. Hay gente por encima de mí que se dedica a esas cosas y no puedo hablar de eso. De todas formas, salen y siempre dicen ‘Decisión arbitral correcta’, así que solo debo hablar del juego. Lo tiene que decidir otra gente”, dijo el técnico Andrés Lillini luego de la polémica decisión que marcó la derrota de sus pupilos.

Eso significó que Pumas se alejara del primer lugar que tenía en la tabla general y bajar al tercer puesto, pero además también representó su primera derrota del torneo con lo cual le dijo adiós a su invicto.

“El equipo en general se cayó y futbol no perdona, es una fuerte puñalada de la que hay que salir adelante”, expresó en conferencia de prensa el técnico de los Pumas.

Ahora quedan dos en la cima sin Pumas

Con la derrota de Pumas ante Tigres, ahora sólo son dos los invictos que quedan en la Liga MX, siendo Atlas y Cruz Azul los que ostentan ese calificativo, pero tampoco con un nivel muy superior.

En el caso de Cruz Azul, los “celestes” iban ganando su partido por dos goles ante Monterrey, incluso ese pudo ser el marcador final en el encuentro; no obstante, Rogelio Funes Mori descontó con disparo de zurda que entró por el poste derecho de Jesús Corona al 91′ y en el tiempo de compensación, César Montes recibió un centro por derecha, que remató de cabeza en el área chica para poner el marcador final de 2-2 al minuto 96.

“Nadie se va contento. Es mucha la grandeza de este club y el esfuerzo de los chicos fue descomunal. No corresponde que nos empaten de esta forma. No le quitamos mérito al rival, que tiene un gran plantel, que está en su casa y que contó con el apoyo de su gente. Esto no se puede repetir”, dijo Juan Reynoso, entrenador de Cruz Azul, en conferencia de prensa.

Ahora, “La Pandilla” viajará el 30 de enero a Emiratos Árabes para debutar en el Mundial de Clubes contra el Ah-Ahly el 5 de febrero.

En tanto Atlas, el campeón del futbol mexicano sigue avanzando con paso discreto en el torneo, pues por el momento, aunque no tiene los reflectores como hace unos meses, ha sido efectivo ya que de los tres juegos que ha disputado tiene dos victorias y un empate, mismo registro que Cruz Azul, pero la diferencia de goles lo tienen en el segundo lugar.

Su último gran golpe fue la victoria ante el América, pues en calidad de visitante se llevó los tres puntos en el Estadio Azteca por un marcador de 0-2.

El próximo partido para el campeón de la Liga MX será en el Estadio Jalisco cuando reciban a Santos Laguna.

También puedes leer: Adiós invicto y liderato; Pumas cae en casa ante Tigres