¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
imagen principal

DeporteConCausa

Sin miedo a nada

Manuel Cuéllar

Haber perdido la vista en la adolescencia no le ha impedido a Marcos Velázquez destacar dentro del triatlón, mediante el cual puede realizar obras de beneficio social


Jun 4, 2019
Lectura 5 min
portada post

Aunque perdió la vista cuando tenía 14 años, Marcos Velázquez, atleta y preparador físico, ha encontrado en el deporte la motivación necesaria para afrontar todo tipo de obstáculos. Actualmente es un ejemplo de triunfo e inspiración para jóvenes invidentes; sin embargo, fue hasta los 39 años que se enamoró del triatlón y su vida se transformó por completo.

“Yo no hacía ejercicio, durante 39 años de mi vida no hacía ejercicio, pesaba 110 kilogramos. No sabía qué era un triatlón hasta que llegué a Playa del Carmen y empecé con una carrera de 10 kilómetros. Un amigo me invitó a correr y 15 días entrenamos y después hicimos los 10 kilómetros. Me cambió la vida por completo’”, dice para Reporte índigo.

Una década ha pasado desde la primera vez que se involucró en la disciplina de nado en aguas abiertas; sin embargo, todavía recuerda las razones que lo llevaron a convertirse en triatleta. Cuando en la oscuridad ingresa al agua, se monta en una bicicleta y da sus primeros pasos en la acera, el eco de las voces de su esposa e hijo retiembla en los más profundo de su ser.

50 pesos serán donados, por cada brazada, a favor de los niños

“Me motiva que al final voy a escuchar a mi esposa y mi hijo que hemos hecho un trabajo increíble, gritando ‘lo estamos logrando’. Lo más padre fue que me gustó emocionar a mi familia, a mi esposa y a mi hijo”, asegura.

El deporte también le dio luz a las decisiones que debía de tomar para darle forma a su vida, pues después de 15 años de haber vivido con su pareja, Marcos Velázquez decidió proponerle matrimonio, lo que terminó por impactar de manera positiva en su carrera como deportista.

39 Años tenía Marcos Velázquez cuando comenzó a practicar el deporte

“Entonces a la siguiente carrera, que fue al mes, se me ocurrió proponerle matrimonio a mi esposa después de 15 años de años de vivir con ella y con un hijo de 13 años. Se me ocurrió pedirle matrimonio, y fue una experiencia tan bonita que ahí se desató ese atleta que llevaba guardado muy adentro”, menciona.

El dato

A lo largo de 14.77 kilómetros, Patricia Guerra y Marcos Velázquez nadarán en las aguas abiertas del Mar de Cortés, en La Paz, Baja California Sur.

Nuevo reto

Como parte de KIO Networks, organización sin fines de lucro, dedicada a brindar herramientas tecnológicas para uso específico de niños con ceguera y debilidad visual, Marcos Velázquez se embarcará en un nuevo reto en la Costa del Golfo de California junto a la presidenta de la fundación, Patricia Guerra.

En octubre del año pasado, Reporte Indigo publicó la historia de Patricia Guerra, quien es un referente femenil del nado en aguas abiertas.

En cada uno de los cruces que realiza, a kilómetros de la tierra, con el corazón detenido, el cuerpo congelado y la piel erizada, Marcos encuentra en cada una de sus brazadas el impulso necesario para lograr su objetivo: transformar la vida de miles de niños en México.

Hay mucho niño con discapacidad visual que no tiene la manera de seguir estudiando, pero tiene las ganas, entonces el poderles acercar esa tecnología, creo que va a ser una experiencia para ellos increíble, que les va a dar otra visión de la vida

- Marcos Velázquez

Triatleta invidente

“Conocimos a unos niños invidentes y me motiva eso, pensar que ellos van a transformar su vida al tener su propia computadora al poder buscar sus propios recursos por internet. Ya tener el libro en digital les cambia el mundo. Imagínate todo lo que van a descubrir, eso me motiva”, indica.

‘Cruzando Metas’

Después de abrazar el deporte como parte fundamental de su vida, Marcos Velázquez se dio cuenta de la importancia de informar y concientizar a las personas en México, por lo que con el apoyo de su esposa han creado ‘Cruzando Metas’, una iniciativa mediante la cual imparte conferencias que dan paso a la reflexión y la transformación.

“Me di cuenta que podíamos hacer algo más, mi esposa es una mujer muy creativa, e hicimos algo que se llama ‘Cruzando Metas’ y le hablamos al mundo para seguir cruzando metas, porque en realidad nos dimos cuenta que lo que queríamos era seguir inspirando a la gente, motivar, sensibilizar y que se diera cuenta que de lo que sea podían cruzar sus propias metas”, explica el triatleta.

En la poca experiencia que tengo de hacer deporte, vine hace cuatro años a hacer mi primer maratón de la Ciudad de México y me di cuenta que los mexicanos somos súper unidos

- Marcos Velázquez

Triatleta invidente

No obstante, a pesar del ímpetu de Marcos por transformar la vida de niños invidentes o débiles visuales, el apoyo de las grandes empresas no es el esperado, pues sus intereses no siempre empalman con las labores altruistas de las organizaciones sin fines de lucro.

“Cuando ya empiezas a tocar puertas para seguir cruzando metas es donde te das de topes porque motivamos y sensibilizamos y hacemos sentir esa emoción a la gente, pero a veces a las empresas no les pasa eso, entonces tocar muchas puertas es el reto que hemos tenido respecto a ‘Cruzando metas’”, dice.

Comentarios