La Selección Mexicana simplemente no se puede escapar del todo del grito homofóbico en los partidos que tiene en la cancha del Estadio Azteca, y por tal motivo el director deportivo de la Selección Mexicana, Gerardo Torrado, aceptó que si esa ‘costumbre’ no se termina habrá un nuevo castigo para el representativo nacional.

Torrado comentó que el castigo más fuerte que puede recibir la Selección Mexicana es un veto de jugar como locales, lo cual marcaría una clara ventaja a los rivales para los próximos compromisos que tendrían rumbo a la clasificación de la Copa Mundial.

Te puede interesar: Checo Pérez se queda sin Pole y saldrá tercero en el GP de Estados Unidos

“Sabemos que hay una investigación y (el veto) podría ser una de las medidas. Si fuera el caso estaríamos dando ventajas a los rivales que enfrentaremos en la Fecha FIFA de enero, Costa Rica y Panamá, así que no podemos regalar nada”, mencionó para TUDN.

Gerardo Torrado reconoció que estos partidos con afición le han ayudado mucho al equipo, por lo que espera que todo mejore y no se vuelva a presentar ese incidente como sucedió en los partidos frente a Canadá y Honduras hace unas semanas.

“El apoyo de la afición es muy importante para el equipo, para tener esa energía positiva y se pueda desarrollar de una mejor manera el planteamiento que les proponga el Tata Martino”, agregó.

Hay que recordar que la Selección Mexicana ya fue vetado una vez en las actuales Eliminatorias, cuando recibió a Jamaica en el Coloso de Santa Úrsula.