Cientos de miles de aficionados de los Halcones Marinos, famosos por ser de los más ruidosos en la NFL, festejaron el primer título del Super Bowl en la historia del equipo.

El desfile de los nuevos campeones de la NFL comenzó cerca de la torre Space Needle (Aguja Espacial) y continuó durante poco más de tres kilómetros.

La Guardia Nacional de Washington escoltaba a muchos de los jugadores en vehículos militares, mientras que otros montaban camiones anfibios.

La policía calculó que unas 700 mil personas participaban en el festejo, una cifra mayor a la población total de la ciudad, en la que probablemente sea la congregación más grande en la historia de Seattle.

El desfile se dirigió hacia el estadio CenturyLink, donde se realizó una ceremonia para festejar la primera conquista del trofeo Vince Lombardi en los 38 años de vida del equipo, el cual obtuvieron luego de superar el domingo pasado 43-8 a los Broncos de Denver en el Super Bowl 48 que se disputó en el MetLife Stadium, de Nueva Jersey.

Marshawn Lynch, quien se sentó sobre el cofre de un vehículo que transportaba a las animadoras del equipo, lanzó Skittles, su golosina favorita, a la multitud.

Otros jugadores lanzaron jerseys y camisetas a los fanáticos, mientras ondeaban banderas azules con el número 12, como señal de agradecimiento a los fans.