El 23 de enero de 2021, la carrera de Alan Mozo tuvo un duro golpe, quizá el más fuerte de todos. 

Y no fue una patada, sino un video en el que se le apreció tomando y sin sana distancia en plena crisis por la pandemia. Fue justamente una semana antes del partido ante Atlas (en el Clausura 2021), rival al que esta noche enfrentan los Pumas en la ida de las Semifinales del Apertura 2021.

Esa acción le valió críticas al por mayor al lateral de los felinos, que a nivel profesional ya había recibido llamados a la Selección Mexicana, y se perfilaba para estar en el equipo olímpico.

Pero todo se derrumbó: Pumas lo suspendió cuatro juegos, se hizo acreedor a una multa económica y fue “borrado” del tricolor que hizo historia el verano pasado, al conseguir la medalla de bronce en Tokio 2020.

Alan no quiso entender. El club del Pedregal ya lo había aislado y multado por romper los protocolos sanitarios, esto, tras aparecer en agosto de 2020 en una fiesta no autorizada en casa del exjugador de Cruz Azul, Pablo Cepellini. Reincidió, y lo pagó caro.

“Fueron momentos oscuros en este año, pero siento que hay momentos de quiebre en la vida”, reconoció Mozo el martes pasado en el día de medios de cara a la Semifinal ante los “Rojinegros”.

El torneo pasado, Pumas quedó en el lugar 15 de la tabla.

Te puede interesar: ¡Rugen los Tigres! Consiguen la voltereta ante el León en el ‘Volcán’

No acudieron a Liguilla, así que todo el verano le sirvió al defensor del equipo capitalino para replantear una carrera que se estaba estancando por los temas extra cancha.

“Creo que cambiaron muchas cosas en mí. Para levantarse, primero hay que caerse muchas veces como me ha pasado a mí. En la vida, hay puntos de quiebre que te desestabilizan y es cuando sabes que tienes que luchar por lo que quieres”.

Y así llegó el Apertura 2021, y a pesar de que el equipo del Pedregal no figuraba –de hecho, no lo hizo hasta el final del torneo–, Mozo retomó un papel importante, no sólo a nivel defensivo, sino al ataque también, pues acumuló un par de asistencias en el torneo regular.

Su nivel de juego comenzó a despuntar en la parte importante del torneo, ayudó a que los Pumas consiguieran el milagro de meterse a la Reclasificación, a pesar de que estaban en la penúltima posición a falta de cuatro fechas para concluir el torneo regular.

En esta fase, en La Bombonera, dio un gran juego ante Toluca para que los felinos se metieran a la Liguilla donde enfrentarían en los Cuartos de Final al América.

Y ahí todo cambió. Mozodio vuelta a los escándalos, a la baja de juego, a las críticas de los propios aficionados auriazules, y se convirtió en pieza clave para que Pumas eliminara al odiado rival, el que tenía como “hijos” al conjunto universitario.

Jugando por derecha dio las tres asistencias para que los felinos derrotaran 3-1 al América, que llegaba como líder a esta fase final. Sin duda, fue uno de sus mejores partidos como profesional, pero ya quedó atrás y esta noche, comienza una nueva batalla en búsqueda de la octava corona.

“Fue uno de los momentos más lindos que he tenido, sobre todo por el escenario y por eliminar al América, sabiendo que nosotros veníamos de Repechaje. Eso se quedará en mi memoria, pero ya fue, lo más importante es el partido con Atlas y en eso estamos mentalizados”.

Finalmente, Mozo admite que sus acciones fueron incorrectas, pero tuvo aliados para salir fortalecido y “rugiendo” a todo volumen. “Lo más fuerte fue cambiar la imagen que di porque me siento un ejemplo para los niños y canteranos que quieren seguir mis pasos.

“Fue algo duro, pero con el apoyo de mi familia, amigos y el club supe reponerme. En la vida se vale equivocarse, pero hay que aprender de ese error y crecer”.

Que pese CU

El último antecedente entre Pumas y Atlas se llevó a cabo justamente en el Olímpico Universitario, sede del juego de esta noche, en la fecha 1 del Apertura 2021. El marcador fue 0-0. Esta vez, la historia deberá ser distinta para los auriazules, pues con un triunfo tendrían grandes posibilidades de avanzar a la Final.

Lo anterior, debido a que los “Rojinegros” están lejos de ser un equipo fuerte en casa. Prueba de ello son las tres derrotas que sufrieron como local en el presente torneo y que en Cuartos de Final ante Monterrey no obtuvieron la victoria en casa.

Sí, Pumas tiene una gran oportunidad de volver a pelear por el título y esta noche deberá mantener esa hambre de gloria.