El Real Madrid superó por la mínima al Liverpool del Jürgen Klopp y se coronó por 14ta vez en la Champions League en el Stade de France.

Con gol del brasileño Vinicius Junior y gracias a una extraordinaria actuación del portero merengue Thibaut Courtois.

Los dirigidos por Carlo Ancelotti suman una nueva Orejona a sus vitrinas.

Lee también: Disturbios obligan a demorar inicio de final en la Champions League

 

Después de iniciar el encuentro con media hora de retraso debido a problemas con los aficionados del Liverpool en la entrada del Estadio.

Los “Reds” mostraron su poderío en el terreno de juego a lo largo de la primera parte de este importante encuentro, pese a que estuvo a muy poco de irse con la desventaja a los vestidores.

El equipo de Jürgen Klopp tuvo tres oportunidad de abrir el marcador, dos de ellas convirtiendo al portero belga en la estrella del encuentro.

La primera al minuto 16’ cuando Mohamed Salah irrumpe en el área para recibir un pase, y conecta un disparo dirigido al poste derecho.

Minutos después, Sadio Mané superó a la defensa con facilidad y se situó frente a la portería para disparar a puerta y de nuevamente el belga interviene en el momento adecuado.

Al 34, el egipcio dejó atrás a la defensa merengue y conectó un cabezazo al centro de arco rival, pero Courtois logró detener el disparo.

Ya en el complemento, la historia cambio totalmente debido a Vinicius, quien remató dentro del área gracias a un centro de Valverde para poner el 1-0 a favor del Real Madrid.

Al 69´ Salah de nueva cuenta intentó tocar la puerta, luego de controlar el esférico para rematar cerca del poste derecho, pero el Liverpool no logró romper las redes merengues y terminó dejando ir el trofeo.

 

El técnico italiano Carlo Ancelotti ostenta también un récord, con su cuarto título del máximo certamen europeo de clubes.

Mientras que el el conjunto merengue completó un doblete de “Champions” y La Liga.

Por su parte, el Liverpool terminó una campaña que prometía mucho con apenas dos copas nacionales en Inglaterra.

Hace una semana, tampoco pudo coronarse en la Premier, con lo que se evaporó el sueño de quedarse con los cuatro cetros, algo sin precedente.