Lionel Messi estrelló un remate en el travesaño al cobrar un tiro libre y se irritó tras ser sustituido a los 75 minutos en su debut en casa con el Paris Saint-Germain.

Mauro Icardi salió de la banca y anotó en el último aliento de los descuentos para que el PSG derrotase por marcador de 2-1 a Lyon, manteniendo su paso perfecto tras las seis primeras fechas de la liga francesa.

Messi se quedó mirando fijamente al técnico Mauricio Pochettino y dio la impresión que le negó a su compatriota argentino al saludo al retirarse de la cancha. La “Pulga”, que buscaba su primer gol con el PSG en su tercer partido tras su impacto traspaso del Barcelona, se sentó con cara seria en la banca.

Al marcharse, Messi hizo un ademán con las manos como queriendo decir que no entendía algo.

Te puede interesar: Vinicius y Benzema, en fuego; el Real Madrid ya es líder único

Pochettino explicó que tomó la decisión de sacar a Messi para evitar una posible lesión en el futuro.

“Se acercan partidos importantes y hay que protegerlo”, dijo Pochettino. “Son decisiones que tomamos por el equipo. Todo el mundo sabe que tenemos grandes jugadores, tenemos que tomar decisiones. A veces puede resultar atractivo, otras un poco menos”.

Lionel Messi mostró su molestia al ser sustituido.
Lionel Messi mostró su molestia al ser sustituido.

En la cancha, Icardi se abrió el espacio suficiente para cabecear el centro preciso de Kylian Mbappé desde la izquierda a los 93 minutos.

El PSG tuvo que remontar el marcador al quedar abajo a los 53 mediante el gol del volante brasileño Lucas Paquetá tras recibir un buen pase del delantero Karl Toko Ekambi.

Neymar niveló a los 66 tras ser objeto de una falta del lateral derecho Malo Gusto sobre el propio atacante brasileño.

El técnico del Lyon Peter Bosz se quejó por la decisión.

“Malo no le hace la falta a Neymar, es Neymar quien le sujeta y le hace la falta”, dijo Bosz. “Entendería que el árbitro no pudo verlo, pero para eso está el VAR”.

El presidente del Lyon Jean-Michel Aulas fue más allá al tildar el penal como una “aberración”.

Messi fue el mejor jugador durante el primer tiempo y se perdió el gol a los 32 minutos cuando el arquero Anthony Lopes se anticipó a un remate rasante del argentino, rechazando con las piernas.

Cuatro minutos después, Lopes se quedó parado ante el disparo de Messi que le sacó astillas al larguero desde unos 25 metros.

El PSG lidera con una diferencia de cinco puntos sobre su clásico rival Marsella.