Después de esperar varios años por tener un título mundial, Moisés Fuentes perdió el pasado fin de semana ante el japonés Daigo Higa en el primer round la posibilidad de quedarse con el cinturón, situación que molestó al boxeador mexicano, quien se quejó de la actuación del réferi.

Higa le conectó un fuerte golpe a ‘Moi’ en la zona baja que lo manó a la lona y el juez comenzó el conteo de protección. Lo que el mexicano argumenta es que nunca llegó a los 10 segundos ni le preguntó cómo se sentía.

“Quien me ha visto pelear sabe que siempre voy de menos a más, mis asaltos fuertes son en el quinto y sexto round, estoy aquí para hacer formalmi desacuerdo y para pedir que se revise la pelea”, dijo Fuentes.

Al respecto, Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), le explicó al excampeón que ningún juez se carga hacia ningún peleador y que pedirá los reportes para darle continuidad al caso.