El futbolista Jonathan Fabbro quedó bajo prisión preventiva en una cárcel de Buenos Aires, Argentina, donde enfrentará el proceso por la acusación de un presunto abuso sexual contra una menor, hija de su hermano.

Fabbro fue extraditado por México y según la resolución del juez federal Santiago Quian Zavalía, el jugador fue hallado “autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal y gravemente ultrajante”, lo cual es agravado por el parentesco con la víctima, además, también es sospechoso de corrupción de menores agravada. La identidad de la supuesta víctima se mantiene en reserva.

El magistrado del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 32 también mandó embargar los bienes del deportista hasta cubrir la suma de 3 millones de pesos argentinos.

El futbolista, nacido en Argentina y nacionalizado paraguayo, sostiene su inocencia y puede apelar la medida judicial.

Fabbro fue detenido el 11 de mayo, horas después de llegar a Argentina extraditado por México, donde fue arrestado a fines de 2017 en cumplimiento de un pedido de captura internacional de Interpol. El mediocampista jugaba para Lobos BUAP de la liga mexicana.

Fabbro también ha jugado para la selección de Paraguay,

El juez podría elevar el caso a juicio oral. En caso de ser hallado culpable, el futbolista se expone a una pena de 20 años de prisión.