Los Phillies remontaron en casa y salieron con la victoria 4-3 sobre los Padres para imponerse en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional (4-1) y lograr el pase a la Serie Mundial por primera vez desde 2009.

Bryce Harper despachó su quinto jonrón de la postemporada, un batazo de dos carreras en el octavo inning que transformó el Citizens Bank Park en un manicomio, pues significó el triunfo.

Rhys Hoskins también conectó un cuadrangular de dos carreras y Filadelfia siguió su sorpresiva marcha al título de la Liga Nacional y ahora peleará por su primer título del “Clásico de Otoño” desde 2008.

J.T. Realmuto abrió la parte baja del inning contra el relevista venezolano Robert Suárez y Harper mandó en línea un sinker de 98 mph en cuenta de 2-2 por la banda contraria.

La pelota cayó en las gradas del jardín izquierdo, desatando otra vez el delirio de 45 mil 485 aficionados dentro del estadio.

“Sabía que me iba a tirar lo mejor”, dijo el dos veces Jugador Más Valioso de la Liga Nacional durante una entrevista televisiva. “Traté de hacer el mejor swing posible y pude hacer daño con el mismo”.

Lee también: Astros asfixia a Yankees en la Serie de Campeonato; toma ventaja de 3-0

El relevista de los Phillies, David Robertson, fue sacado tras conceder un par de boletos en el noveno.

El venezolano Ranger Suárez salió por primera vez como relevista en la campaña y retiró a Trent Grisham con un toque y luego sacó a Austin Nola — el hermano del as de los Phillies Aaron Nola — con un elevado para el último out.

Tras quedar terceros en la División Este de la Liga Nacional, Filadelfia no para de sorprender.