40%
menos de impuestos por cada evento, es lo que se paga en Macao comparado con Las Vegas
"Me voy a tomar un descanso del boxeo, pero me mantendré en contacto”
Cynthia J. RossJueza de box

Desde que el boxeo se convirtió en negocio de millones de dólares más que en solo un deporte, los intereses de promotores, patrocinadores y público en general siempre serán más importantes que cualquier otra opinión fuera del círculo.

La calificación de la jueza C.J. Ross la noche del sábado no marcó diferencia en la victoria de Floyd Mayweather sobre Saúl “Canelo Álvarez, pero este espinoso caso sí le ha dado un “nocaut” al negocio del pugilismo en Nevada.

Esta industrial podría sufrir las repercusiones en el futuro inmediato si los promotores dedicen “castigar” a su manera a la Comisión Atlética del Estado, por tan controversial conducta de la jueza y el historial que acarrea la misma. 

La presión surtió efecto

La debate en el medio boxístico ocasionado por Cynthia J. Ross y sus anotaciones en la pelea Mayweather-Álvarez, le ha dado un golpe bajo a la Comisión Atlética de Nevada (CAN) que ya se esperan graves consecuencias.

Ayer, la famosa C.J. Ross, anunció su retiro temporal de toda actividad debido a las fuertes críticas recibidas por declarar un empate en la pelea del año.

Incluso, no se descarta que haya sido destituída por la Comisión, aunque esta solo notificó en un comunicado que la decisión del retiro, supuestamente temporal, fue una postura de la propia Ross.

“Me voy a tomar un descanso del boxeo, pero me mantendré en contacto”, dijo la comisionada después de que la prensa nacional e internacional la criticara severamente.

Ross, de 64 años y 22 ejerciendo como jueza, ha escrito una página relevante en la historia del pugilismo estadounidense. 

Sus puntuaciones, su reacción, la postura de la Comisión Atlética de Nevada y el malestar creado entre los promotores, podrían derivar la migración del espectáculo a otras plazas con menos polémica como Las Vegas.

Promotores ‘paran’ las antenas

Un paso relevante en el posible retiro del boxeo en Las Vegas es la reacción de la compañía  Golden Boy Promotions en el caso Mayweather-Álvarez. 

Richard Schaefer, ejecutivo de esta empresa, cuestionó fuertemente el trabajo de C.J. Ross y su historial en peleas celebradas en Nevada, pues no daba crédito de lo que había hecho con las puntuaciones.

“¿Cómo pudo ser nombrada esa juez después de la decisión en la pelea Pacquiao-Bradley? Es una pregunta que por desgracia no puedo responder, pero yo instaría a los medios a preguntar. ¿Cómo puede suceder eso? ¿Va a volver a suceder?”, fue la reacción Schaefer.

Este episodio ha puesto en alerta a quienes buscan celebrar eventos en los famosos casinos de la llamada “Ciudad del pecado”. 

Incluso, desde hace tiempo, empresas como Top Rank pensaron en emigrar el negocio a otras plazas más rentables y con un futuro promisor.

“Cada país presenta un desafío distinto. Pero vemos un increíble futuro para el boxeo en Asia”, comentó Bob Arum, director de Top Rank y promotor de box por más de 40 años.

Con la inmensa población de China, Top Rank desplegó su poder financiero para costear una campaña del otro lado del Océano Pacífico. Incluso, con capítulos negativos como el de C.J. Ross, la industria daría pasos agigantados para cambiar el rumbo del negocio.

Pero mientras que Top Rank se enfoca en Asia, Golden Boy Promotions tiene los ojos en Londres. Este año la compañía de Oscar de la Hoya adquirió una posición de promoción en el Reino Unido y puso la mira en posibles sedes en Europa como Irlanda, Alemania, Rusia y España.

Macao y Singapur, paraísos alternos

En Asia, donde habitan más de mil 300 millones de personas, el boxeo todavía no está considerado entre los deportes con mayor popularidad. Sin embargo, desde el debut del atleta olímpico Zou Shiming, en China comienza a gestarse el “culto” por este deportista gracias a su notable desempeño sobre el ring.

Es por eso que la Organización Mundial del Boxeo está decidida a crear un nuevo “Las Vegas” en Macao, un importante mercado financiero donde los impuestos son inferiores al 40 por ciento de lo que se tiene que pagar en los grandes escenarios de Estados Unidos.

La compañía Top Rank apostó a que el regreso del filipino Manny Pacquiao sea contra el estadounidense Brandon Ríos el próximo 24 de noviembre en el Hotel Venetian de  Macao.

Aunque la diferencia de horarios es relevante, la pelea está anunciada para efectuarse por la mañana en la localidad china, para que se pueda vender en PPV en Estados Unidos.

Antes de esto, se habló también de que la quinta edición de la pelea Pacquiao-Márquez se realizaría en Singapur, pero finalmente esta contienda no se ha podido concretar por causas desconocidas.