Cuando Nikola Jokic fue confirmado como el MVP de la NBA la temporada pasada, los estereotipos se rompieron para ganar ese galardón, pues el trofeo se lo llevó una persona que consumía más de tres litros de Coca-Cola al día, pero dejó en claro que todo se puede lograr con esfuerzo y dedicación.

Esas dos últimas palabras son las que tiene que poner sobre la duela “The Joker” para demostrar que su nivel la temporada pasada, donde promedió 26.4 puntos, 8.3 asistencias y 10.8 rebotes por partido, no es casualidad y las “bromas pueden continuar”.

Sin embargo, para lograr eso Jokic y los Denver Nuggets tendrán que hacer uso de sus coestrellas para el inicio de temporada, ya que el mejor socio en las ‘travesuras de Nikola’, Jamal Murray, está lesionando y se considera que su regreso a la duela tardará.

En esta misma división se encuentran Oklahoma City Thunder, Minnesota Timberwolves, Portland Trail Blazers y Utah Jazz, equipos de los cuales la preocupación está en estos dos últimos.

Al afrontar su décima temporada como jugador de la NBA, Damian Lillard ha dejado claro que no importa el rival: es momento de ganar algo con Trail Blazers, por lo que el dominio de muchos jugadores corre peligro.

Cuando está motivado “Dame” se vuelve un dolor de cabeza para muchos, pero hasta el momento le falta ese socio dentro de la cancha para lograr sus objetivos y por tal motivo los Blazers adquirieron a Larry Nance Jr. además de volver a contratar a Norman Powell y añadir a Cody Zeller, Tony Snell y Ben McLemore.

En el caso de Utah, los cambios realmente no fueron su principal objetivo, debido a que para esta temporada el Jazz quiso mantener el mismo equipo, pues tener la base del plantel que logró el mejor récord de temporada regular en la Conferencia Oeste en 2020-21 crea ilusión para ser, nuevamente, un equipo a vencer este año.

En el caso de Utah, los cambios realmente no fueron su principal objetivo, debido a que para esta temporada el Jazz quiso mantener el mismo equipo, pues tener la base del plantel que logró el mejor récord de temporada regular en la Conferencia Oeste en 2020-21 crea ilusión para ser, nuevamente, un equipo a vencer este año.

Mientras que en el caso de Oklahoma City Thunder y Minnesota Timberwolves, su panorama no es alentador para la temporada, ya que, con un equipo en reconstrucción, y tener una temporada frustrante, apuestan al espectáculo de sus jugadores para después tratar de dar la sorpresa.

La buena noticia aquí es para el basquetbol argentino, debido a que en la División Noroeste habrá tres re – presentantes: Gabriel Deck (Thunder), Facundo Campazzo (Nuggets) y la más reciente incorporación Leandro Bolmaro con los Timberwolves.

También puedes leer: Acusan a 18 exjugadores de la NBA de fraude; ya detuvieron a 15