El maratón de Boston es una competencia que saca la mejor versión de cada persona tanto deportivo como humano, tal y como lo demostraron Kaitlyn Kiely y su esposo, Matt Wetherbee, una pareja que rompió paradigmas en esta edición 2018.

Los novios originarios de esta ciudad, fueron el centro de atención no precisamente por ser un pareja estereotipo, sino porque ella recorrió los 42 kilómetros de la carrera empujando la silla de ruedas de su esposo, luego de que este quedara cuadrapléjico en 2016.


“Queríamos inspirar a otras personas que atraviesan situaciones adversas y mostrar que nada es imposible si poner tu mente en ello”

Matt Wetherbee

Participante del Maratón

Matt estaba jugando al basquetbol en una liga de su barrio cuando en un jugada tropezó con la pierna de un defensor, lo que le provocó un caída de lleno al pavimento, donde la zona más afectada en este accidente, fue su cabeza.

Desde entonces la pareja ha intentado varias terapias de rehabilitación para que Matt recupere la movilidad en su cuerpo, pero hasta el momento todo intento por parte de los doctores ha fallado.

Esta edición del Maratón de Boston no es la primera que la pareja corre, ya que el año pasado igual participaron en este trazado con la ayuda de patrocinadores, la diferencia fue que en este año lo hicieron para demostrar que no hay límites para cumplir sus objetivos e inspirar a más personas que lo hagan sin importar las adversidades.

Además de que el registro que lograron los dos para completar la prueba fue de cinco horas y media.