En alguna ocasión, Kobe Bryant dijo: “No puedes volver a ganar haciendo lo mismo. Tienes que ser mejor. Tienes que ser más duro, más fuerte. Tienes que entrar en ese estado mental de trabajar más duro” y aunque estas palabras se dijeron antes de un partido de basquetbol, también aplican para la vida diaria, y más si luchas constantemente dentro y fuera de la cancha con una enfermedad como lo es el cáncer de huesos, como Michelle Pardo.

Justo cuando el mundo entró en pandemia debido al COVID-19, Michelle Pardo, actual jugadora de Manzaneras de La Liga Chihuahua, tomó una decisión que cambiaría por completo su vida, tanto personal como profesional, pues la basquetbolista decidió atender “una lesión”, que tuvo un diagnóstico diferente.

“Tuve una bolita toda la universidad, te hablo de entre los 18 y los 24 años. Esa bolita, con el tiempo, fue creciendo y, obviamente, no le tomé importancia porque los fisios me decían que era un desgarre el cual se hizo bolita, pero no, realmente era cáncer”
Michelle PardoJugadora de Manzaneras de La Liga Chihuahua

“Entonces, en mi último año con Aztecas, me hice una resonancia y ahí fue que me dijeron que esa bolita no era normal, pero por miedo a quitármela, a la operación, a saber qué era lo dejé pasar. La resonancia fue en 2019, y en 2020 vuelvo a asistir, me operan y tres días después de mi cumpleaños me confirmaron que era cáncer”, relata la jugadora para Reporte Índigo.

De acuerdo con la Sociedad Americana Contra El Cáncer este tipo de enfermedad sólo representa del 0.2 al 0.3 por ciento en los diferentes tipos de cánceres y aunque la tasa de supervivencia es de 66.8 por ciento, sus estudios revelan que al no existir mucha información al respecto con este padecimiento, detectarlo tarde siempre tendrá fuertes consecuencias.

66.8
por ciento de las personas que tienen Cáncer de huesos sobreviven

El “tiempo fuera” en ese momento en la carrera de Michelle Pardo, también seleccionada nacional, tuvo que prolongarse, pues de llevar una vida de constante entrenamiento y juegos, ahora sólo se resumía a entrar a quimioterapias y luchar por “frenar” la enfermedad.

3 mil 610
casos nuevos se estiman para 2021

“Obvio es muy complicado recibir una noticia así. No me da cosa decirlo, estuve en depresión, jamás me había pasado, pero tienes que asimilarlo y aceptarlo, porque muchos me lo decían, que tenía que dar mi mejor cara porque si no esta enfermedad me iba a comer y sí, tenían razón”, agrega la deportista.

Sin embargo, como lo dijo “Black Mamba” en una conferencia: “Tus sueños siempre deben mantenerse puros. No es cuestión de ir más allá de tus limitaciones y de tus expectativas. Es una cuestión de proteger tu sueño y proteger tu imaginación”, y sí, así fue con Michelle.

”Aceptar la enfermedad sí fue muy complicado porque fue todo un proceso, pero mi motivación de salir adelante fue mi familia que siempre estuvo ahí, ellos me impulsaron a no dejarme y seguir adelante en el deporte, porque estaba en quimios y por las tardes me iba a entrenar como si nada. Mi familia me motivó a seguir jugando a no dejar el básquet porque estaba dando un mensaje que era que a pesar de todo lo malo que nos pase, siempre habrá una motivación para hacer todo lo que te gusta, y así fue conmigo”, menciona.

Fue poco más de un año que Michelle Pardo estuvo en tratamiento contra el cáncer, y apenas hace unos meses regresó a jugar con Manzaneras, pero la lucha contra la enfermedad continúa, pues no se erradica por completo en su caso.

“Hay mucha confusión sobre si vencí o no el cáncer y lo explico: este tipo de cáncer que tengo no se va por completo. Como hoy no lo puedo tener, mañana sí, sólo se esconde. Entonces, para evitar un problema mayor yo tengo que estar cada tres meses en revisiones para saber que mi salud está bien y seguir haciendo lo que me gusta que es jugar basquetbol”, declara la atleta.

Aunque no existe un porcentaje concreto de cuántas personas desconocen los síntomas del cáncer, Michelle Pardo asegura que la desinformación es un gran problema para detectar a tiempo este tipo de enfermedades por lo que pide más contenido al respecto para saber qué es lo que les pasa a los cuerpos.

También puedes leer: Antonia Villegas, una historia de dedicación y basquetbol