En la que ha sido su actuación más convincente ante un rival de respeto y jerarquía, Saúl “Canelo” Álvarez mostró su pasta de campeón y dejó en claro que tiene con qué acallar los cuestionamientos hacia su persona.

Esta vez no noqueó a su oponente, pero con una decisión unánime, el pugilista tapatío se convirtió en el nuevo campeón mundial superwelter por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y por la Asociación Mundial del Boxeo (AMB) tras superar al estadounidense Austin Tout.

Ese mismo rival que hace dos años venciera a su hermano Rigoberto, ahora fue víctima del “Canelo”, a quien las tarjetas de los jueces dieron como claro ganador al darle 115-112, 116-111 y 118-109.

“Fue un peleador zurdo muy complicado, pero pudimos salir con el puño arriba. La diferencia fue la velocidad y la inteligencia lo que nos hizo superar a mi rival”, dijo “Canelo”, quien ahora pone su récord en 42-0-1, con 30 nocauts.