Real Madrid no podrá tener el inicio en La Liga que esperaba, pero en la Champions League demuestra que sigue dominando. Tras haber ganado el primer partido del torneo continental, ante la Roma, los merengues viajan a Rusia para medirse al CSKA de Moscú equipo que le ‘pisa los talones’ a los españoles por el liderato del Grupo G.

Poner en juego el liderato en este partido es sólo una parte de la problemática que afrontan los dirigidos de Julen Lopetegui, ya que a diferencia de su equipo, el CSKA llega a este encuentro con una racha positiva, debido a que de los últimos 11 partidos sólo registran una derrota.

“Es a considerar lo que están haciendo. Su racha sólo nos advierte del buen juego que están empleando, y más si está recuperando a sus hombres de gol. Hay que estar atentos a lo que puedan hacer en la cancha, porque lo más seguro es que nos obligará a cambiar la estrategia de juego”, explicó el entrenador de los merengues.

Para este encuentro Vinicius Jr se sumó al equipo, pero su capitán Sergio Ramos no fue convocado, ya que Lopetegui no quiere arriesgar a una posible lesión a su referente en la zaga.