Sobre un terreno blanqueado por la nieve, Robbie Gould siguió perfecto en los playoffs y colocó a los sorprendentes 49ers a un paso de lo que sería su segundo Super Bowl en tres temporadas. El jugador de San Francisco convirtió un gol de campo de 45 yardas cuando el partido expiraba, y San Francisco superó el sábado 13-10 a los Packers, en lo que quizá fue el último partido de Aaron Rodgers con Green Bay.

Gould ha acertado los 20 goles de campo que ha intentado en su carrera dentro de la postemporada. Este último ayudó a que los 49ers coronaran una remontada agónica, al anotar 10 puntos sin respuesta en los últimos cinco minutos.

Seis días después de echar a los Dallas Cowboys, los 49ers (12-7) triunfaron en el duelo divisional de la Conferencia Nacional sobre Rodgers, y avanzaron al duelo por el campeonato de la Nacional, previsto para el 30 de enero, de visita ya sea contra los Tampa Bay Buccaneers (14-4) o los Los Angeles Rams  (13-5).

La victoria de San Francisco, combinada con la derrota de los Cincinnati Bengals, horas antes ante los Tennessee Titans, marcó la primera ocasión desde 2010 que los líderes de cada conferencia caen en la ronda divisional en la misma campaña. En aquella temporada, Green Bay se impuso en Atlanta y los Nueva York Jets  hicieron lo propio en Nueva Inglaterra.

Rodgers perdió en duelos de postemporada frente a los 49ers, San Francisco venció a los Packers por 37-20 hace dos temporadas, en la final de la Nacional, antes de caer por 31-20 ante los Kansas City Chiefs en el Super Bowl. En la historia de la NFL, ningún mariscal de campo había perdido cuatro duelos de inicio en playoffs ante el mismo rival.

Lee también: Con gol de campo agónico, los Bengals sorprenden a los Titans

San Francisco empató el partido con 4:41 minutos restantes, gracias a un error de los equipos especiales de Green Bay, el talón de Aquiles del equipo durante toda la campaña. Jordan Willis estiró el brazo y bloqueó un despeje de Corey Bojórquez, quien pateaba apenas frente a su zona de anotación. Talanoa Hufanga recogió el balón en la yarda seis y entró en las diagonales para empatar el marcador a 10.

Los Packers salieron de la cancha después de apenas tres downs en la siguiente serie. San Francisco recibió el balón en su yarda 29 con 3:20 minutos por jugar y se colocó en zona de gol de campo.