Al parecer ya se está volviendo costumbre que la NFL desde sus primeras semanas se vuelva un hospital, ahora los que están sufriendo de esto son algunos de los jugadores más importantes de la Liga.

Keenan Allen (Cargadores)

Desde la primera semana este receptor de 24 años de edad sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha ante los Jefes de Kansas City.

Allen, quien la temporada pasada también se perdió ocho partidos por una lesión en el riñón, estará fuera el resto de la temporada. Danny Woodhead, receptor interno de los Cargadores, también fue víctima de exactamente la misma lesión una semana después y quedará fuera para toda la campaña.

Robert Griffin III (Cafés)

El mariscal de campo de los Cafés de Cleveland nunca se ha logrado recuperar al 100 por ciento de las diversas lesiones que sufrió con los Pieles Rojas de Washington.

Ahora en su primer partido con el equipo de Ohio, se fracturó el hombro izquierdo y se estima que se perderá de 10 a 12 semanas de la actual temporada.

Josh McCown, quién suplió a RGIII, también salió del campo por lesión en el hombro el domingo pasado, por lo cual el novato Cody Kessler obtendrá la titularidad.

Adrian Peterson (Vikingos)

En el partido del domingo por la noche en contra de los Empacadores de Green Bay, el corredor estrella de los Vikingos de Minnesota tuvo que salir del encuentro por una rotura de meniscos.

El egresado de la Universidad de Oklahoma, se someterá a una prueba de resonancia magnética para determinar la gravedad de su lesión.

Jimmy Garoppolo (Patriotas)

Uno de los casos más sonados es el del tan esperado sustituto de lujo del mariscal de campo estrella Tom Brady.

Garoppolo, quien en el partido en contra de los Delfines de Miami tuvo que salir después de una fuerte tacleada, destacó con un total de 18 pases completos de 27 intentos, sumando un total de 234 yardas y tres anotaciones en los 25 minutos que vio acción.

J.J. Watt (Texanos)

El dos veces elegido como el mejor defensivo de la NFL, fue puesto en la lista de reserva de los texanos y no jugaría al menos hasta diciembre.

El equipo no ha divulgado detalles sobre la lesión. Watt se perdería el juego de la Ciudad de México ante los Raiders.