Trevor Lawrence siguió cuatro intercepciones con cuatro pases de touchdown, una de las volteretas más improbables en la historia de los playoffs en la NFL.

Y con lo que los Jacksonville Jaguars se recuperaron para vencer por 31-30 a Los Ángeles Chargers en la ronda de los Comodines de este sábado 14 de enero.

Lawrence diseñó la jugada de la victoria, que destacó Travis Etienne corriendo 25 yardas en una jugada de cuarta y uno.

Los Jaguars quedaron en posición para que Riley Patterson pateara un gol de campo de 36 yardas en la última jugada con lo que pusieron fin a una voltereta de 27 puntos, la tercera más grande en la historia de la postemporada,

La patada de Patterson pasó cerca del poste derecho y llevó a una escandalosa celebración para una franquicia que había ganado apenas cuatro encuentros los últimos dos años.

Lawrence tuvo un terrible inicio en el primer encuentro de los Jacksonville en postemporada desde que perdieron el juego por el título de la Conferencia Americana 2017.

Se convirtió en el tercer quarterback en la era del Super Bowl que lanza cuatro intercepciones en la primera mitad en un duelo de postemporada, junto a Gary Danielson con Detroit y Craig Morton con Denver.