Los juegos tradicionales de Acción de Gracias cumplen 100 años y en esta ocasión las cenas típicas de las familias estadounidenses que aman el futbol americano deberán ser ofrecidas para que pronto vuelva la normalidad, los estadios estén llenos y sus equipos mejoren.

Como cada año desde 1966, los Dallas Cowboys y los Detroit Lions, presentes en esta fecha desde 1934, son los protagonistas de este centenario; sin embargo, ninguno de los dos pasa por un buen momento, al igual que sus rivales, Washington Football Team y Houston Texans.

El que iba a ser el partido estelar, entre los invictos Pittsburgh Steelers y los Ravens, fue cambiado al domingo, por los casos de COVID-19 en Baltimore.

Una marca de tres ganados y siete perdidos tendría a cualquier equipo pensando en la siguiente temporada, no así para los del Este de la Conferencia Nacional, puesto que el líder, Philadelphia Eagles, tiene tres triunfos, un empate y seis derrotas, por lo que Dallas, New York Giants y Washington aún aspiran a ser campeones divisionales y estar en postemporada.

Por ello, el choque vespertino de este jueves entre Dallas y Washington es crucial para ambos. La buena noticia para los de la “Estrella Solitaria” es que después de cuatro derrotas pudieron volver a ganar, a Minnesota Vikings, y recuperaron a su quarterback experimentado, Andy Dalton.

Además, la ofensiva vaquera ha empezado a explotar más al corredor Ezekiel Elliott, quien ante la falta de receptores y de un buen quarterback deberá convertirse en la bujía para el resurgimiento del equipo.

El duelo más reciente entre ellos fue en la semana 7 y Dalton salió conmocionado, por lo que Dallas tuvo que utilizar al tercero de cuatro mariscales de campo que lleva esta temporada, y fue triunfo contundente del “equipo sin nombre” por 25-3.

Por otra parte, Washington ha empleado a tres quarterbacks, siendo el retorno de Alex Smith, luego de una lesión que puso en riesgo hasta su vida, la mejor noticia de este año.

Más allá de los méritos, es la tradición la que mantiene a los Detroit Lions en Acción de Gracias. No solo son sus constantes temporadas perdedoras, sino que llegan a esta importante fecha tras una derrota ante Carolina en la que se fueron sin anotar un solo punto. En tanto, Houston, tras vencer a los Patriots, intentan recuperar terreno en su división.

También puedes leer: El terror de Lamar Jackson y los Ravens