Los últimos momento de la Final de la Liga MX entre Cruz Azul y Santos estuvieron llenos de tensión, debido a que un intercambio de palabras entre Matheus Dória y Santiago Giménez desató un conato de bronca; sin embargo, dicha acción no fue la única agresión que se percató ayer por parte de los jugadores de Cruz Azul.

Momentos después de que se diera el silbatazo final y la euforia se desatara entre los jugadores de Cruz Azul, el hijo mayor de portero cementero, Jesús Corona, quien estaba en la cancha porque fue uno de los recogebalones del partido, se acercó a su padre para festejar con él, pero justo en ese momento uno de los comisionados de la Liga M se acercó a él para decirle que tendría que salir de la cancha ya que ellos no podían estar ahí.

Lee también: ¿Esas sí son formas? Feministas critican celebración desmedida de fanáticos de Cruz Azul

El comentario, y la acción de sacar a su hijo, no le pareció para nada Corona quien de forma agresiva empujó a la autoridad y le reclamó, acción que fue captada brevemente por las cámaras.

Hasta el momento, la Liga MX no ha dicho nada al respecto, pero al tener las pruebas se puede iniciar una investigación en contra del portero cementero y en caso de que se compruebe que le faltó el respeto al comisionado puede ser sancionado con seis meses de suspensión de toda actividad profesional.